Precauciones frente al calor

precauciones frente al calorCon la llegada de las altas temperaturas en estas fechas veraniegas, nuestras actividades diarias, modos y costumbres propias de otras fechas menos calurosas deben ser modificadas y adecuadas a la nueva situación.
No cabe duda que el propio cuerpo humano en condiciones normales, cuenta con los medios y recursos adecuados para adaptarse o al menos minimizar los efectos para afrontar esta situación, pero no por ello debemos dejar de observar en la medida de lo posible determinadas “normas o conductas” que ayuden a reducir los riesgos derivados del calor.

Leemos en el Plan de Prevencion de Altas Temperaturas del Ministerio de Sanidad que la exposición a temperaturas ambientales elevadas puede provocar una respuesta insuficiente del sistema termorregulador. El calor excesivo puede alterar nuestras funciones vitales si el cuerpo humano no es capaz de compensar las variaciones de la temperatura corporal. Una temperatura muy elevada produce pérdida de agua y electrolitos que son necesarios para el normal funcionamiento de los distintos órganos.

En algunas personas con determinadas enfermedades crónicas, sometidas a ciertos tratamientos médicos y/o con discapacidades que limitan su autonomía, estos mecanismos de termorregulación pueden verse descompensados.
La exposición a temperaturas excesivas puede provocar problemas de salud como calambres, deshidratación, insolación, golpe de calor (con problemas multiorgánicos que pueden incluir síntomas tales como inestabilidad en la marcha, convulsiones e incluso coma).

Normalmente un individuo sano tolera una variación de su temperatura interna de aproximadamente 3ºC sin que sus condiciones físicas y mentales se alteren de forma importante. A partir de 37ºC se produce una reacción fisiológica de defensa.

Las personas mayores y los niños muy pequeños, son más sensibles a estos cambios de temperatura.

Consejos:
* En casa, mantener cerradas las ventanas durante el día y abrirlas al anochecer cuando refresca.
* Utilizar abanicos, ventiladores, sistemas de refrigeración, etc.
* Ingerir agua y zumos naturales a menudo, aunque no tengamos sed.
* Evitar las comidas pesadas, el alcohol, la cafeína y las bebidas azucaradas.
* Utilizar ropa fresca, cómoda y de colores claros.
* Protegernos la cabeza con una gorra y proteger los ojos con gafas de sol.
* Usar cremas solares de alto factor de protección.
* Evitar exposiciones excesivas al sol.
* Tomar duchas frescas o al menos refrescarnos cara, cuello y manos frecuentemente.
* Evitar actividades físicas en las horas más calurosas.

Ante una Insolación o un Golpe de calor:
Lo primero que se debe hacer es llevar a la persona a un lugar fresco, a la sombra y ventilado donde trataremos de refrescarle con un trapo o compresa humedecido en agua pasándolo por la cara, nuca, pecho, brazos y piernas (nunca sumergir en agua fría) además de suministrarle agua a temperatura ambiente en pequeñas dosis si está consciente.
Si la situación es grave por encontrarse en estado de shock avisar a un médico sin dilación, en este estado no podremos suministrarle líquidos ya que corre el riesgo de no tragar y aspirar a los pulmones el líquido.

Bibliografía:
Ministerio de Sanidad Temperaturas
MSC Folleto calor pdf
Manuales de primeros auxilios.

3 Responses to “Precauciones frente al calor”


  1. 1 Dabo 6 julio, 2007 de 19:57

    Interesante y a tener en cuenta pero vaya, por el norte lo tenemos mejor, fresquito, fresquito -;)

  2. 2 fedelf 6 julio, 2007 de 23:18

    Interesante todo esto, pero donde este la camisa-usb que se quiten las tonterias 😀

    -http://www.fayerwayer.com/2007/07/mantnte-fresco-con-la-camisa-usb/-


  1. 1 Combatir el calor está en tus manos. Campaña informativa e interactiva « Cajón desastres Trackback en 27 junio, 2008 de 13:19
Comments are currently closed.



Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 113.877.834