Leyendas de mi ciudad, El Palacio Real

Donde hoy se encuentra el Palacio Real, lugar privilegiado desde siempre, ya existió durante la dominación romana una atalaya, sin embargo de la existencia de fantasmas no se tiene noticias, los fantasmas vinieron luego.

Para situar el origen de estos fantasmas, hay que remontarnos a la conquista de Madrid (Magerit) por el califa de córdoba Muhammad I que allá por el 865 construye una fortaleza en las ruinas de la atalaya romana, que se hallaba situada en un promontorio junto al río, para poder así vigilar los pasos de la sierra de Guadarrama y ser punto de partida de sus correrías contra los reinos cristianos del norte. De este período, se conservan algunos restos aun en la zona: la muralla árabe de la Cuesta de la Vega, la atalaya de la Plaza de Oriente y algunas otras, hoy en día formando parte de los cimientos de muchos edificios privados.
Las crónicas de entonces ya cuentan que los terrenos situados entre la Cuesta de San Vicente y San Francisco el Grande, estaban habitados por duendes, brujas y fantasmas, que por haber visto perturbada su paz, se aparecían dando gritos y amenazando a todo aquel que se adentrara en sus dominios, hasta el punto que pocos se atrevían a acercarse en cuanto oscurecía.

Con la caída del reino taifa de Toledo en manos de Alfonso VI de Castilla, Magerit es reconquistada en 1085 y es entonces, cuando el Rey decide construir sobre la fortaleza musulmana El Alcázar (así se llamó durante mucho tiempo) a partir de ahí se recrudecen los fenómenos, obreros muertos en extrañas circunstancias, apariciones de seres fantasmagóricos, desapariciones de obreros y materiales, etc., y se recrudece la leyenda; los duendes y fantasmas al haber sido despojados de sus propiedades se habían conjurado para vengarse.

En la Nochebuena de 1734, tuvo lugar el suceso más importante; el edificio construido de madera en su totalidad, se incendió y se vio reducido a cenizas (estuvo ardiendo durante 3 días enteros) durante el incendio, las crónicas cuentan que se escuchaban voces lastimeras y otras de gozo, no habiendo nadie dentro de Palacio.

fachada principal y patio de armas

En 1738, Felipe V decide construir otro Alcázar, (una curiosidad, las obras fueron en su casi totalidad sufragadas con las rentas que se obtenían del tabaco, ¿os suena?) pero esta vez quería uno tipo Versalles y se lo encarga al arquitecto italiano Filippo Juvara, que proyecta un colosal edificio tres veces mayor que el actual y decide que el emplazamiento del antiguo Alcázar no era adecuado para una obra de tal envergadura, y se decanta por lo altos de San Bernardino, (en la actualidad la calle Isaac Peral) no obstante Juvara muere dos años antes de poner siguiera la primera piedra (dicen que fue la venganza de los espíritus) y el Rey le encarga la construcción a Sachetti, y trabajando con él otros dos arquitectos muy populares, Ventura Rodríguez y Francesco Sabatini que modifican totalmente los planos y aceptan su ubicación actual.

La obras comienzan en abril de 1738 (la primera piedra está colocada a 11 metros por debajo de la puerta principal) y con las obras, comenzaron de nuevo los fenómenos.
El propio capataz de las obras, juraba y perjuraba haber visto escalando la muralla a dos seres, mitad fantasmas, mitad demonios (con rabo y cuernos) envueltos en sábanas, al principio se pensó en locura del capataz, pero poco a poco todos los obreros empezaron a verlos, se pusieron vigilantes y los “seres” dejaron de trepar. Pero… días después, un obrero que estaba tirando plomos en las paredes de Palacio, cayó repentinamente al vació, el resto de los obreros, aseguraron, incluso juraron ante la Inquisición, que habían visto una enorme sombra que sobrevolaba sobre ellos y que empujó a su compañero hasta que cayó al vacío (por una de sus fachadas el desnivel es inmenso, tanto que en alguna de ellas existen hasta nueve niveles).

Ante estas manifestaciones maléficas, Felipe V decide realizar un exorcismo y como curiosidad, el exorcista, recurrió a bañar a todos los obreros en agua bendita y a colgarles multitud de escapularios e imágenes de santos.
No obstante, los sucesos extraños siguieron, y fueron muchos los obreros que abandonaron poseídos por el miedo, y la terminación de palacio se ralentizaba cada día más.

Y sigue la leyenda: La reina, que por cierto era bastante supersticiosa, soñó en varías ocasiones que Madrid sufría un gran terremoto, y que las estatuas que adornaban la balaustrada de la cornisa superior (estatuas de todos los reyes españoles desde los visigodos hasta los de emperadores incas y aztecas, de los cuales, los monarcas españoles se consideraban herederos) caían sobre ella, inmediatamente ordenó que fueran quitadas y situadas en otro lugar, siendo repartidas por distintos puntos de Madrid y de otras provincias (en el paseo de Sarasate de Pamplona están las de los Reyes navarros), pero el sueño persistía, y la reina consultó con un vidente que hizo su diagnostico: no es un terremoto lo que la reina ve en sueños y hace caer las estatuas, son los fantasmas de palacio que intentan vengarse.

Ni Felipe V ni su sucesor llegaron a verlo terminado, ya que las obras no terminan en su totalidad hasta 1755, tuvo que ser Carlos III el primero que lo habitara en 1764.
El edificio construido con piedra blanca de Colmenar y granito gris de la sierra de Guadarrama, ocupa una superficie de 13 hectáreas. La planta del edificio es casi cuadrada, con fachadas de 150 m, con un único patio central de grandes dimensiones (el Patio de Armas, que por uno de sus laterales comunica mediante una verja de hierro con la Catedral de la Almudena), y cuatro salientes en las esquinas emulando los antiguos torreones del alcázar anterior. Tiene seis alturas desde el nivel de la calle Bailen aunque siguiendo el modelo italiano, alterna pisos (con ventanas y balcones) y entrepisos (sin salida hacía otros pisos).

Es curiosa la disposición de las fachadas; La fachada principal, la de la Plaza de Armas, al sur.
La cara oeste al Campo del Moro.
La del norte, a unos jardines municipales que ocupan hoy el lugar de las antiguas Caballerizas.
La fachada este, que es la que más se ve, a la plaza de Oriente.

escalera de embajadroes y salón de columnas

La decoración es espectacular, sus bóvedas están pintadas por los mejores de cada época, Goya, Velázquez, El Greco, Rubens, Tiepolo, Mengs, Caravaggio, Vicente López. Algunas colecciones reales importantes históricamente se mantienen también, incluyendo la Armería Real con armas y armaduras que datan del siglo XIII en adelante, además tiene la mayor colección mundial de Stradivarius, y colecciones únicas de tapices, porcelana, mobiliario etc.
La escalera, llamada De Embajadores, rediseñada por Sabatini, una de las principales joyas del palacio, de estilo imperial con tres rampas paralelas de 5 metros de anchura cada una, a la cual se accede desde un zaguán de columnas rosadas que atraviesa la fachada principal, y que permite la entrada de carruajes (en la presentación de Credenciales, por parte de los embajadores, se sigue la costumbre de ir en Carroza, de las cuales también hay buena colección y muy bien conservadas) hasta los pies mismos de la escalera, donde una gran escultura de Carlos III les da la bienvenida. Otra estancia muy representativa es el llamado Salón de las Columnas, donde se firmó el tratado de adhesión de España a la UE. con una magnifica bóveda pintada por Giaquinto.

5 Responses to “Leyendas de mi ciudad, El Palacio Real”


  1. 1 liamngls 22 julio, 2007 a las 01:37

    Como molan estos post, bichos con cuernos y rabo envueltos en sábanas trepando las paredes …. suena a amante escapando por la ventana 😆

  2. 2 Dabo 23 julio, 2007 a las 11:17

    Molan la de dios, yo estoy enganchado de uno a diez un diez XD. Son diferentes y eso se agradece -;)


  1. 1 Resumen Cajón desastres Julio 2007 « Cajón desastres Trackback en 15 septiembre, 2008 a las 10:01
  2. 2 Leyendas de mi ciudad; La Virgen de la Almudena, patrona de Madrid « Cajón desastres Trackback en 9 noviembre, 2010 a las 00:03
  3. 3 6F. Programas actualizados | Cajón desastres Trackback en 6 febrero, 2017 a las 12:32
Comments are currently closed.



Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 123.509.329