Cocina fácil. Garbanzos con Bacalao y Salchichas al vino dulce

garbanzos con bacalao y salchichas al vino ¡qué rápido pasan los días!… Ya tenemos prácticamente listo el mes de Julio. Unos comienzan ya su regreso de vacaciones, morenitos y con las pilas recargadas y otros están con los preparativos para el inicio de las suyas. Siempre mirando de reojo al Euribor, que vaya estacazos nos pega.
Nosotros de momento y siendo sábado como es, nos vamos poniendo el delantal y vamos hacia la cocina.

Para el menú de hoy, he preparado un primer plato a base de Garbanzos con Bacalao y un segundo plato de Salchichas al Vino. ¡No olvidéis comprar pan para mojar! 😉


Garbanzos con Bacalao:
– Garbanzos.
– Bacalao.
– Aceite de oliva.
– Sal.
– Cebolla.
– Ajo.
– Huevo.
– Harina.
– Laurel.

Debemos poner el bacalao a desalar unas 24 horas, cambiando el agua cada 8 horas. Los garbanzos será suficiente con meterlos en remojo la noche anterior en agua con sal y si fueran algo “durillos” se añadiría un poco de bicarbonato.

Ponemos la cazuela a calentar con agua, un chorro de aceite, un par de dientes de ajo sin pelar, media cebolla en una pieza y una hoja de laurel, cuando el agua esté a punto de hervir añadimos los garbanzos y dejamos cocer todo a fuego lento. Si utilizamos garbanzos de bote, ya cocidos, evidentemente este paso podemos omitirlo.  😉

Una vez los garbanzos estén casi cocidos, añadimos el bacalao desmigado, al que previamente hemos quitado la piel y las espinas, y dejamos cocer unos 5 minutos todo junto para que tome sabor. Ahora probaremos y rectificaremos con sal en caso necesario, antes no, pues dependerá de como haya quedado el bacalao después de desalar.

Mientras tanto, cocemos 2 ó 3 huevos, los pelaremos y dejaremos reservados. En una sartén doramos cebolla y le añadimos una cucharadita de harina y otra de pimentón junto a un poco de caldo de los garbanzos y mezclamos bien, para a continuación, añadirlo a la cazuela y dejar cocer a fuego lento unos 5 minutos.

Por último solo resta añadir los huevos cocidos picados en la propia cazuela o bien, como a mí me gusta, como adorno sobre el propio plato de servir. Se come con la vista más que con el estómago, aunque en mi caso no estoy seguro 😛

Salchichas al vino dulce:
– Salchichas.
– Cebolla.
– Aceite de oliva.
– Vino dulce. (Málaga virgen, moscatel, etc)
– Harina.

En una sartén a fuego medio lento ponemos a freír las salchichas, en cuanto cambien de color sin que lleguen a hacerse del todo las sacamos y reservamos.

En ese mismo aceite ponemos la cebolla troceada y salpimentamos (sal y pimienta molida), cuando esté pochada (blandita y transparente) le ponemos media cucharadita de harina, removemos bien para que se fría un poco y añadimos las salchichas que habíamos reservado.

Lo regamos con un buen vaso de vino dulce y dejamos cocer durante unos 5 minutos a fuego lento, removiendo de vez en cuando para que ligue la salsa y evapore el alcohol.

Más recetas en: Cocina fácil




Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 105,406,276