Cocina fácil. Ensalada de garbanzos y Morcilla con tomate

ensalada de garbanzos y morcilla con tomateYa está aquí Agosto y por si alguno lo ha olvidado seguimos en verano. Ayer, publicamos en el Blog una entrada, en la que os consultábamos que comíais. Aún es pronto para sacar conclusiones y habrá que esperar a ver más comentarios, asi que entretanto, vamos a preparar nuestros platos de hoy.

De primero he preparado una Ensalada fría de Garbanzos y un segundo plato de Morcilla con tomate. Colgaos el delantal y vamos para la cocina.


Ensalada de Garbanzos:
– Garbanzos.
– Tomate maduro.
– Lechuga.
– Cebolla.
– Huevo cocido.
– Atún o Bacalao.
– Queso manchego.
– Pimientos asados.
– Aceite de oliva.
– Vinagre aromatizado

En una fuente de servir colocamos los garbanzos ya cocidos y bien escurridos (ya vimos el procedimiento para cocer los garbanzos en una entrada anterior, aunque igualmente pueden servirnos unos garbanzos cocidos de bote), sobre ellos, picamos el tomate, la lechuga, la cebolla y el queso manchego. Aliñamos todo con aceite y vinagre aromatizado y mezclamos.
A continuación adornamos con el huevo cocido, unas tiras de pimiento asado (que pueden ser de bote) y el atún o el bacalao. Metemos en la nevera a refrescar y ya tendremos lista nuestra ensalada.

* Para mi gusto es mejor con bacalao, que en mi caso desalo y añado sin ningún tipo de cocción previa del mismo, pero como siempre en cocina, cada uno tenemos un paladar y en nuestras manos está realizarlo de una u otra manera. Por supuesto que también podemos sustituirlo por el pollo, cerdo o ternera que hubiésemos cocinado con los garbanzos.

** Para aromatizar un vinagre fácilmente, simplemente tenemos que introducir en un recipiente el vinagre y aquella especia, condimento o fruta que deseemos (tomillo, romero, estragón, ajo, piña, naranja, limón, etc.) y dejarlo macerar unos días. Nos vendrá muy bien para dar un toque personal a nuestras ensaladas.
.

Morcilla con tomate:
– Morcilla.
– Harina.
– Tomate frito.
– Cebolla.
– Aceite.

En una sartén amplia con abundante aceite y muy caliente, freímos la morcilla que previamente hemos cortado en rodajas de al menos un dedo de grosor y las reservamos.

Para evitar que se desmigue la morcilla conviene que esté bien curada lo primero y si acaso, rebozarla en harina pero sobre todo que las rodajas no sean finas.

En una cazuela o en esa misma sartén, añadimos 2 cucharadas de aceite (mejor del que hemos utilizado para freír las morcillas, que tendrá mas sabor) y freímos lentamente la cebolla bien picada hasta que esté dorada y le añadimos el tomate frito. Dejamos cocer a fuego lento durante unos 2 minutos para a continuación incorporar las morcillas y dejarlo cociendo otros 2 minutos. Dejamos reposar 5 minutos y listo.

Ni que decir tiene que a este plato de morcilla se le añaden un par de huevos fritos y unas patatas frítas y para qué quieres más.
Bueno si, pan para mojar… 😉

Más recetas en: Cocina fácil




Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 112.786.584