Cocina fácil. Guisantes con Jamón y Pulpo a la Gallega

guisantes con jamon y pulpo a la gallegaSe acaba el mes de Agosto y ya muchos van poniendo punto y final a sus vacaciones. En breve nos vemos todos por aquí, los que llegaron y los que llegarán ahora. Porque hay que llegar amigos, eso es lo importante, así que mucha precaución en la carretera.

Siendo sábado como es, ya sabéis lo que toca. Para hoy tenemos dos platos de lo más sencillos y exquisitos. De primero he preparado unos Guisantes con Jamón y como segundo un delicioso Pulpo a la Gallega.
¡Vamos para la cocina!…

Guisantes con Jamón:
– Guisantes.
– Jamón serrano.
– Ajo.
– Cebolla.
– Aceite de oliva.

En una cazuela con agua a la que añades un poco de sal, cueces los guisantes (naturales o bien congelados) hasta que estén blandos, más o menos en unos 10 minutos estarán listos.
Escurres el agua (guárdala pues te servirá en otra ocasión para cocer en ella patatas, pasta, arroz o incluso hacer una sopa) y reservas los guisantes.

En una sartén amplia con aceite, fríes a fuego lento un poco de cebolla, un diente de ajo en láminas y el jamón en taquitos, cuando empiecen a tomar el tono doradito le añades los guisantes y rehogas todo junto unos minutos para que tomen sabor.(1) Pruebas el punto de sal y si fuera necesario le añades, aunque normalmente el jamón ya le dará el punto. Ya tenemos listo el plato.

(1) A veces cuando incorporo los guisantes al refrito y una vez salteados con la cebolla, el ajo y el jamón, le incorporo un vaso del agua de cocción de los guisantes junto a media cucharilla de harina para dejarle un punto más caldoso. Eso ya queda a vuestro gusto.

.

Pulpo a la gallega:
– Pulpo.
– Aceite.
– Pimentón Dulce y Picante.
– Sal gorda.

En una cazuela ponemos a calentar agua con sal. Cuando el agua hierva, escaldamos o “asustamos” el pulpo -que suelen decir-, para ello lo introducimos y sacamos rápidamente en el agua, agarrándolo por la cabeza, repitiendo este procedimiento unas tres veces para después ya introducirlo completamente y dejarlo cocer hasta que ablande. Cada kilo de pulpo viene a precisar alrededor de media hora de cocción.

Cuando finalice la cocción No sacamos el pulpo de la cazuela, lo dejamos que repose en ella alrededor de media hora. Así no se pelará y quedará su tono rojizo.

Una vez reposado el pulpo, lo partimos en trozos no muy grandes, digamos que cada trozo sea un bocado y lo colocamos en una fuente donde le añadimos la sal gorda y el pimentón dulce y picante previamente mezclado en la proporción que más nos guste y por último lo regamos con aceite de oliva.

receta de pulpo a la gallega

Algunos detalles a reseñar:
* Si el pulpo lo acabamos de limpiar deberemos darle múltiples golpes (para que se ablande “relaje”) o bien, la solución que suele ser la más socorrida, congelarlo al menos durante dos días antes de su empleo.
** También han hablado siempre de hervirlo en una cazuela de cobre, ahora no suele ser habitual disponer de este tipo de cazuelas por lo que algunos parece le añaden una moneda de cobre al agua para su cocción, comentan que le da un sabor particular.
*** Servirlo en platos de madera pues toma mejor sabor.
**** A la hora de partirlo mejor con una tijera que con el cuchillo sobre la tabla.

Podeis realizar un muy rico plato para picar si coceis o bien asáis en el microondas unas patatas y le hacéis el mismo aliño que al pulpo. Probadlo y me contais…😉

De interés:
Recetas de cocina.




Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 88,933,110