Todos a la carcel, se acabó la crisis

Hemos publicado con anterioridad diferentes estudios realizados por prestigiosas entidades y en vista de que los mismos abarcan campos dispares, hemos decido crear el nuestro propio. No contamos con subvención alguna para su desarrollo, pero seguro que ponemos mucho de nuestra parte.

Descargamos programas casi a diario para probarlos y publicar sus respectivos manuales, tanto en este blog como en nuestras otras webs, pero tal y como se está poniendo el panorama en Internet con el asunto de las descargas, tendremos que estar atentos a cual va a ser el límite de descargas diarias, no vaya a ser que tengamos que ingresar en prisión.

Aunque no sé, conforme está la situación económica actual, con unos índices de paro próximos al 11%, podemos pensar que la posibilidad de mandar a todos los internautas a la cárcel, puede ser una estrategia para acabar con esta crisis que estamos atravesando.

Desglosemos el estudio, tras el ingreso en prisión de los ínternautas.

  • Una larga lista de parados del gremio de la construcción, podrían ver solventadas en cierta medida sus carencias laborales actuales, al tener que acometer las obras de ampliación de las cárceles actuales, e incluso, en la construcción de nuevos Centros Penitenciarios.
  • Las constructoras ahora en crisis se salvarían, en vez de construir casas, construirían cárceles, más o menos el crecimiento sería al mismo ritmo, hay que tener en cuenta que cada día habría más presos.
  • En la misma línea anterior, se verían beneficiados otros gremios como carpinteros, electricistas, cerrajeros, aluminio, diseñadores de muebles, etc., que tendrían que acondicionar y equipar esos establecimientos con camas, colchones, lavabos, retretes, ventanas, puertas, cerraduras, rejas, iluminación, alarmas, etc.
  • Se tendrían que incrementar las plantillas de funcionarios de prisiones al aumentar el número de presos.
  • Se tendrían que incrementar las plantillas de cocineros y el consumo en productos de alimentación.
  • Se tendrían que incrementar las plantillas sanitarias, tanto en personal como en medios.
  • Se harían más inversiones en infraestructuras, carreteras, servicios de transporte público, etc., para comunicar con los nuevos centros Penitenciarios.
  • Las empresas textiles verían incrementados sus ingresos ante la demanda de vestuario, ropa de cama, toallas, manteles y servilletas, etc., aunque sean a rayas.
  • Las empresas dedicadas a vajilla y menaje también recibirían una demanda importante de productos para cubrir las nuevas necesidades penitenciarias.
  • Harían falta más jueces, y más secretarios judiciales, por tanto más personal en los juzgados, es decir más funcionarios, hasta es posible que por la necesidad, ni siquiera hiciese falta oposición para ello.
  • Al haber más jueces y más juicios, se necesitarían más sedes, es decir, de nuevo las empresas constructoras tendrían trabajo.
  • Para celebrar más juicios se necesitaría más personal y más suministros tanto de papelería, como de limpieza, electricistas, fontaneros, etc. Es decir mantenimiento.
  • Las empresas de suministros de papelería, tendrían más pedidos, por tanto tendrían que contratar a más gente, a su vez los suministradores de la materia prima también necesitarían más personal.
  • Más policías, también serían insuficientes con la actual plantilla, casi habría que cuadruplicarla para poder detener a todos.
  • Los policías necesitarían uniformes, armas, y sobre todo medios de transporte, por tanto los fabricantes de automóviles también se verían beneficiados con el incremento. Además, serían necesarios más mecánicos para mantener esos automóviles.
  • Al haber un número más elevado de presos, se necesitarían más abogados, quienes a su vez necesitarían más personas trabajando para ellos.
  • Las compañías telefónicas tendrían que colocar más cabinas de teléfono en las prisiones, y por supuesto mantenerlas, por tanto haría falta más personal de mantenimiento.
  • Los presos, al tener mucho tiempo libre se dedicarían a estudiar, por tanto harían falta más profesores de todos los niveles educativos.

En resumen y ciñéndonos a este estudio, parece quedar demostrado que esta medida sin duda acabaría con la crisis y el paro en nuestro país.

Una vez cumplidos los plazos de condena, todas las instalaciones realizadas y equipadas para este estudio, podrían alquilarse a otros paises, o bien, utilizarlas como centros de vacaciones de bajo coste, centros de reeducación, alojamientos rurales o parques temáticos.

Por cierto, ¿En la cárcel hay Wifi?

11 Responses to “Todos a la carcel, se acabó la crisis”



  1. 1 Indice de contenidos de Cajón desastres, Año 2008 « Cajón desastres Trackback en 23 diciembre, 2009 de 11:09
Comments are currently closed.



Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 114.564.859