Incongruencias o desvaríos

Hace unos días me practicaron una prueba, de las llamadas de medicina nuclear, en la que tienen que inyectarte un contraste, pero un contraste con un isótopo radioactivo. Cuando me citaron me dieron un impreso que debía devolver firmado en el que autorizaba se me inyectara el contraste.

Hasta ahí lo normal en este tipo de pruebas, pero con el impreso de autorización me dieron otro con las precauciones que debía tomar en las 72 horas siguientes a la prueba, entre esas precauciones en negrita y con un tipo de letra mayor estaba el de no tener contacto ni con niños ni con embarazadas en esos 3 días siguientes.
Bien, normal, esas precauciones, me parecen lógicas.

Pero llega el día de la prueba, me dirijo al centro hospitalario y aquí hago un inciso para explicar:
Este centro tiene un pequeño jardín a la entrada con dos torretas separadas del edificio principal con sus respectivas puertas de entrada independientes a la general, en uno de ellos dice: Medicina Nuclear.
Sigo con la explicación, cuando llego, como es lógico me dirijo a la puerta de la torreta donde dice Medicina Nuclear considerando que si en el plazo de 3 días desde que te inyectan ese isótopo, no debes tener contacto con niños ni con embarazadas, es normal que las pruebas y los contrastes de este tipo los administren, lejos del edificio principal donde hay todo tipo de patologías, desde pediátricas hasta partos.

¡Pues no!.

Esa puerta está cerrada para pacientes, tan sólo tiene acceso el personal sanitario, por lo que para que me realizaran la prueba tuve que atravesar toda la planta baja, hasta llegar a una sala, dentro del edificio principal, donde inyectaban el contraste.
Una vez inyectado el contraste, tienes que caminar y tomar al menos 2 litros de agua y volver a las 2 horas.

Y ¿ahora donde voy a caminar? Por la calle, donde te topas con todo tipo de gente, de hecho mientras paseaba, una niñita intentó darme conversación, yo actuando de forma maleducada casi ni le contesté y supongo que tanto ella como su madre estarán pensando en lo imbécil que soy, pero era una de las precauciones a tomar.

Pasada una hora y con un litro de agua encima, las necesidades fisiológicas empiezan a ser acuciantes, pero ¿Dónde voy que no haya niños ni embarazadas?
Según pasaba por las cafeterías miraba dentro que no hubiera embarazadas, pero ¿que pasa si alguna estaba “poco embarazada” y no se le notaba?

Desisto y vuelvo al centro hospitalario donde entro a los baños, por suerte no encontré “ningún sujeto” del que debiera alejarme. Como ya me faltaba media hora y el tiempo era bueno, decido sentarme en uno de los bancos que se encuentran en el jardín, ¡error! a los 5 minutos llega una señora embarazadísima y se sienta a mi lado, tuve que levantarme e irme, otra media hora paseando, y os juro que ya no podía más.

Después de esto, me pregunté, me sigo preguntando:
• ¿Las precauciones, las debo tomar yo sola?
• El centro hospitalario ¿no debe tomar ninguna?
• ¿No debería articularse algún otro modo de realizar esas pruebas que no fuera haciendo que el paciente tenga que atravesar toda una planta además de pasear su “potencial de armas de destrucción” por cualquier sitio cuando la envían a pasear 2 horas?

Espero que los americanos que aun siguen buscando las armas de destrucción masiva no se enteren 😉 o puedo acabar en Guantánamo.

4 Responses to “Incongruencias o desvaríos”


  1. 1 destroyer 22 octubre, 2008 a las 13:31

    Yo también me he hecho alguna y como indicas no deja de ser bastante incómodo y a veces hasta difícil tratar de evitar esas situaciones.

    A mí lo que me jode realmente es cuando te dan a firmar “ese papel” en el que poco más te dicen que… “das tu consentimiento para que jueguen contigo pero que si después hay algún problema, la culpa es tuya”, no sé, este apartado nunca me ha gustado particularmente.

  2. 2 Dabo 23 octubre, 2008 a las 00:09

    Joder, luego alguno o alguna dice que la sanidad en Madrid está muy bien….

  3. 3 destroyer 23 octubre, 2008 a las 13:28

    En todos los sitios cuecen habas 😉

  4. 4 liamngls 24 octubre, 2008 a las 23:09

    Es que el problema quizás no sea que en Madrid esté muy bien si no que en los demás sitios está mucho peor y dentro de lo malo … pues ya se sabe.

    De todas formas tal como están las cosas hoy en día podemos dar gracias de que todavía exista la “sanidad” esa porque dinero para los bancos no va a faltar pero para más camas, personal o equipamiento ya podemos darnos con un canto en los dientes.


Comments are currently closed.



Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 123.359.586