Puzzle recibos y la privacidad

Generalmente somos bastante concienzudos a la hora de preservar nuestra privacidad con la información de nuestros equipos, los restos de navegación por internet, las cookies, el historial, etc., pero no lo somos tanto en otros detalles de nuestra vida diaria.

Es como si nuestros hábitos de seguridad solo estuviesen presentes cuando nos ponemos delante de un ordenador, en cambio, el resto de nuestro tiempo diario no le prestamos la atención que quizás se merece.

Se me ocurre hablar así a bote pronto, de un detalle como pueda ser el correo ordinario recibido en el buzón de nuestro domicilio, una caja en la pared que aunque cuenta con cerradura, en ningún caso ofrece garantía de seguridad alguna.

Correos de los de toda la vida, en papel, enviados desde nuestras entidades bancarias, la compañía de electricidad, teléfono, agua, gas, etc. que y aunque en algunos casos los datos referentes a nuestra cuenta bancaria podrían estar “ofuscados” haciendo prácticamente imposible su reconocimiento, no es menos cierto que en muchos recibos, existen datos personales cuyo nivel de “seguridad o relevancia” podría permitir a otras personas disponer de gran cantidad de información que podría en cierto modo comprometernos. (datos bancarios, listados de teléfonos llamados, números de contrato, nóminas con todos los datos personales, Afiliaciones políticas, etc).

Entonces… ¿Cómo es que muchos aún siguen tirando a la basura recibos, cartas, documentación, etc., sin destruir, totalmente legibles, en las que figuran multitud de datos personales?.

Para todos ellos puzzle-recibos es la solución.

Manual de puzzle-recibos.
Muy fácil, no precisa instalación, simplemente tomas el documento con una mano por un extremo y con la otra mano aproximadamente a 1 centímetro y vas haciendo tiras.
A continuación esas mismas tiras, vuelves a cortarlas en sentido longitudinal y en pedazos de 1cm. De este modo te encontrarás con trozos de 1cm x 1cm. Esos ya puedes tirarlos al contenedor de reciclaje, casi con total garantía que tus datos estarán seguros.

Siempre puedes comprar una destructora de papel, pero eso ya no es lo mismo. 😉

De interés:
Códigos numéricos del carnet de conducir.
El precio del agua.
Todos a la cárcel.




Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 105,361,082