Pimientos rellenos con puré de garbanzos y bacalao. Cocina facil

Para hoy he preparado una receta de Pimientos rellenos con puré de garbanzos y bacalao.

En recetas anteriores vimos como preparar una receta de Ropa vieja reutilizando los garbanzos del cocido junto a una buena salsa de tomate. En este plato de hoy, en lugar de utilizar para el relleno de los pimientos una salsa bechamel, he utilizado unos garbanzos sobrantes del cocido para hacer un puré, que junto al bacalao van a darle al relleno un sabor muy interesante.

Vamos a ver los ingredientes y los pasos necesarios para preparar este plato.

Pimientos rellenos con Puré de Garbanzos y Bacalao:
– Pimientos del piquillo enteros.
– Garbanzos cocidos.
– Bacalao.
– Cebolla.
– Ajo.
– Aceite.
– Caldo.
– Nata líquida para cocinar.

Para empezar prepararemos el relleno. En una sartén ponemos una cucharada de aceite y la cebolla en trozos muy pequeños a pochar. Cuando comience a tomar un tono dorado le añadimos el bacalao desmigado en trozos muy pequeños, esto en caso de tenerlo en crudo, si el bacalao ya lo tuviésemos cocinado nos saltaríamos esta operación.

Cuando esté bien pochada la cebolla, retiramos los trozos de bacalao a un plato y añadimos los garbanzos, les damos un salteado y los sacamos a un bol para pasarlo todo por la batidora o bien, si lo queremos con un toque algo más rústico y desenfadado los aplastamos simplemente con un tenedor. En caso de que veamos que queda muy espeso podemos aligerarlo con un poco de caldo del propio cocido y en caso extremo con un poco de agua

Mezclamos el puré de garbanzos con los trozos de bacalao y vamos a proceder a ir rellenando todos los pimientos. No llenarlos en exceso para que se puedan cerrar sujetándolos con un palillo. (mejor si partís el palillo por la mitad y utilizáis ambos pedazos).

Una vez tenemos los pimientos ya rellenos, ponemos una sartén o rondón a fuego lento con 1 cucharada de aceite y unos ajos en mitades que después retiraremos, simplemente lo necesitamos para que aromaticen el aceite.

Introducimos los pimientos en la cazuela salteamos con cuidado por ambas caras, después retiramos los ajos y le añadimos un bote de nata líquida para cocinar y una cucharada de tomate frito o salsa de tomate para darle un poco de color, manteniendo siempre el fuego muy bajo y dejamos que reduzca un poco. Si lo queréis más facil por eso que no se os pueda romper alguno, preparad la salsa primero y poned los pimientos después.

Apagamos y tapamos.

Dejamos reposar 1 minuto y servimos calientes.

Buen provecho.

De interés:
Alubias con almejas.
Muslos de pollo al horno.
Guiso de costilla de cerdo con patatas.
Acelgas con patatas y jamón.




Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 104,591,557