Se acaba el año, sonrisas y lagrimas

En estas fechas festivas tan señaladas y propias de algún que otro (o muchos) desmadre, tanto en comidas como en bebidas, regalos y consumo derroche en general, no estaría mal quizá sentarse un rato al “fresco” de la climatología reinante estos días en nuestras ciudades y meditar la situación.

Esta meditación, posiblemente evitaría el derramamiento de lágrimas en fechas próximas, cuando uno no pueda ponerse cómodamente los pantalones adquiridos el mes pasado y tenga que pensar en gimnasios y dietas milagro, o bien, cuando llegue la tan temida cuesta de Enero (y Febrero y Marzo, que también en muchos casos se hace cuesta arriba) y las tarjetas de crédito soliciten la devolución de los pagos satisfechos, alegremente o no, estos días.

Y es que como dice el refrán, “después de las risas vienen los lloros”, aunque también se puede llorar de alegría, así que, cada cual le dé la importancia que le parezca, en cualquier caso y por si sirve de consuelo; las lágrimas ya no serían de este año.

El nuevo año 2009, por lo que se presume en múltiples medios especializados, puede ser bastante duro y largo, quizá los 365 días habituales de un año normal, en este caso, se puedan convertir en alguno más y no porque aumente el número precisamente. Ojalá se equivoquen las estadísticas, los estadistas, los especialistas en economía y demás gurús en la materia.

Mientras tanto, parece que en otros campos la cosa pinta un poco mejor, por encontrar algo positivo, dentro de la situación tan crítica en la que estamos inmersos.

El Petróleo y el Euribor siguen bajando sus valores, llegando a rondar los 33$ por barril el precio del llamado oro negro y al 3,45% los valores anuales del Euribor.
Valores estos últimos que como ya indicábamos en el artículo “Renegociar la hipoteca“, se verán reflejados y por tanto, se beneficiarán en sus recibos mensuales, todos aquellos hipotecados que revisen su préstamo a partir del 20 de Enero próximo.

Por lo demás, imagino que será un poco como siempre, acabará el año con una gran celebración, no sé si como despedida del actual o en honor del nuevo Año y como suele ser habitual, haremos nuestras promesas de inicio de año, esas que, también y como casi siempre, no cumpliremos.

En resumen, nada nuevo con respecto a otros años.

¡Buena suerte y mucha salud para todos!, a buen seguro que no nos va a venir nada mal. 😉

2 Responses to “Se acaba el año, sonrisas y lagrimas”


  1. 1 Danae 30 diciembre, 2008 en 14:14

    Pues eso de sentarse al fresco a meditar… en mi tierra, como me siente mucho rato, no medito, claro que tampoco derrocharía, salvo que me llevaran en un ataud de madera de caoba 😉

    Pero sí, tienes razón, ahora no sólo es la época del derroche (¡ojo! que aun falta la llegada de los Reyes Magos) también es la época de los buenos própositos que luego nunca cumplimos.


  1. 1 Indice de contenidos de Cajón desastres, Año 2008 « Cajón desastres Trackback en 23 diciembre, 2009 en 10:58
Comments are currently closed.



Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 98,024,301