Se intenta hacer la estética ella misma

El otro día leía en la prensa el caso de una mujer de 54 años  que vista la crisis económica existente, y como creía que necesitaba un cambio de look, decidió hacerse unos retoques de cirugía estética ella misma y ni corta ni perezosa compro por Internet un bote de silicona liquida para inyectarse en casa, sin ningún tipo de control, en pómulos y labios.

Al día siguiente, y según sus propias palabras “Insensata. No puedo creer lo que hice”, contó, “Pensé que estaría contenta con el resultado, pero al día siguiente de hacerlo, mi cara empezó a inflamarse, estaba muy roja e hinchada“.

A partir de ahí, no tuvo más remedio que acudir a los especialistas en cirugía estética y va a tener que gastar más de lo que hubiera gastado de acudir en primer lugar a ellos, pues según el médico que ya le ha realizado la primera operación para extraerle la silicona liquida, “se necesitarían varias operaciones para poder terminar de extraerla ya que no se sabe exactamente de qué materia en concreto se trata”.

Y esto me recordó algo que cuando lo ví la primera vez me puso los pelos de punta.
Se trataba de un anuncio, en grande y a todo color, en el escaparate de una Parafarmacia, de un producto para quitar las arrugas, Botoina, que se inyectaba uno mismo en el hogar y por muy poco precio.

Anuncio de venta de Botox para inyectarlo en casa

Anuncio de venta de Botox para inyectarlo en casa

Una que sabe que la Botoina o Botox, cuya materia principal es la toxina botulínica, es una neurotoxina producida por la bacteria Clostridium botulinum y que la ingestión de alimentos contaminados por dicha toxina produce botulismo, enfermedad que se caracteriza por el desarrollo de alteraciones vegetativas (sequedad de boca, náuseas y vómitos) y parálisis muscular progresiva, hasta causar la muerte.

Que sabe también que se trata de uno de los venenos más poderosos que existen y, dependiendo de en que organismos, una mínima ingestión de toxina puede ser mortal al provocar la parálisis del músculo respiratorio.
(Además, de estar catalogada como un arma química extremadamente peligrosa, prohibida por el Protocolo de Ginebra y la Convención sobre Armas Químicas).

También sé, por experiencia, que el Botox se utiliza en medicina, para corregir el estrabismo o en casos de espasmos (mi madre sufre Blefaroesmasmo y se la inyectan) pero siempre bajo vigilancia y control médico, después de realizar pruebas y analíticas, y nunca, aunque los efectos hayan pasado, antes de los 6 meses desde que se le inyectó la anterior, pues aunque según los médicos a los 3 ó 4 meses es reabsorbida por el organismo, hay que dejar un margen de seguridad.

Y cuando sabes estas cosas, que por otra parte son casi de lógica,  aunque el cosmético lleve poca concentración de toxina, te preguntas,

  • ¿Cómo se puede vender en este tipo de establecimientos o por Internet libremente?

Y lo más importante,

  • ¿Cómo es posible que aun hoy en día con la información de que disponemos, haya gente que se atreva a usar este tipo de “remedios” sin control médico?
  • ¿Tan desesperados estamos por tener, o intentar, tener un cuerpo y un rostro “10”?

Yo respeto a quienes pasen por quirófanos para mejorar su aspecto, pero siempre con garantías de que, al menos, lo va a realizar un profesional con los medios adecuados (otra cosa es que luego sean engañados, esto ya es materia de otro post) pero ¿intentar ahorrar un dinero y exponerte a que lo hagan casi “hechiceros” o hacerlo en casa sin un control?

Prefiero envejecer con mis arrugas pero dignamente.

De Interés:
Desinstalar antivirus y antiespías con AppRemover.
Receta de Ensalada templada de marisco.
Recuperar archivos borrados con Data Recovery.-
Copias de seguridad de los drivers instalados en el equipo.

4 Responses to “Se intenta hacer la estética ella misma”


  1. 1 destroyer 7 julio, 2009 de 12:37

    Increíble que alguien pueda llegar a estos extremos, pero claro, se vende como fácil de realizar y luego pasa lo que pasa.
    ¡Hay que ser insensato!.

  2. 2 Danae 7 julio, 2009 de 14:02

    Pues sí, hay que ser cuando menos “arriesgado”
    Si te hacen cualquier operación unos profesionales, en unos quirófanos, y con todo el control sanitario y a veces las cosas salen mal, imagina hecho por el curandero de la tribu, en una cocina, por ejemplo, y sin nociones básicas de nada, y por supuesto sin mucha higiene.


  1. 1 Resumen Cajon desastres Julio 2009 « Cajón desastres Trackback en 14 agosto, 2009 de 14:06
  2. 2 Indice de Contenidos Cajón desastres. Año 2009 « Cajón desastres Trackback en 30 diciembre, 2009 de 00:28
Comments are currently closed.



Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 114.052.208