Peras al vino. Cocina facil

Para hoy he preparado una receta de Peras al vino.

Un postre muy sabroso que como veréis no supone dificultad alguna su preparación y que aunque se cocine con vino, no hay problemas posteriores de alcohol tras la cocción.😉

Vamos a ver los ingredientes y pasos necesarios para preparar esta receta.

Peras al vino:
– Peras.
– Vino.
– Agua.
– Azúcar.
– Canela.
– Limón.

Empezaremos por seleccionar las peras, tratando que sean de tamaños similares, deben estar maduras pero tersas y las pelaremos pero sin quitarles el rabito.

Ahora, en una cazuela no muy grande, simplemente que quepan las peras que vayamos a cocer, vamos a preparar un almíbar. Si el recipiente fuese muy grande necesitaríamos demasiado líquido para cubrir las peras.

Con la cazuela al fuego, ponemos unos 100 – 125 gr de azúcar (si es morena mejor) hasta que comience a derretirse, pero no vamos a dejar que se haga caramelo, por tanto, en cuanto tome un poco de color añadimos el zumo de medio limón (incluso un poco de rayadura de la cáscara de limón), unos trozos de canela en rama o en su caso canela molida, medio litro de vino (interesa que sea un vino digamos decente, lo agradeceréis en el sabor después) y un vaso de agua.
*  Las medidas son un tanto variables, pero os podéis guiar por completar de líquido hasta cubrir la zona más ancha de la pera.

Cuando esté caliente el almíbar o jarabe, introducimos las peras apoyándolas en su base. Si queréis asegurar que se van a quedar bien de pie, podéis cortar un aro en la zona inferior de las peras al pelarlas.😉

Dejaremos cocer a fuego fuerte hasta que comience a hervir y en ese momento bajamos a fuego bajo, tapamos la cazuela y dejaremos que se vayan cociendo alrededor de media hora, dependiendo del tamaño y tipo de peras.

En este tiempo debemos dar vuelta a las peras para que se vayan cocinando por igual en todos sus lados y tomen los aromas y sabor del almíbar.
Cuando comprobemos que ya están bien cocidas, las sacaremos de la cazuela y las dejaremos enfriar en un recipiente. (para saber que están cocidas, pinchamos con un palillo, si entra y sale sin esfuerzo ya están listas).

El jarabe o almíbar que tenemos en la cazuela lo vamos a reducir un poco para darle más cuerpo, para ello, lo mantenemos a fuego fuerte un rato, removiendo de vez en cuando hasta que tome una consistencia más espesa y concentrado.

Como siempre, al gusto de cada uno.

Una vez tengamos el jarabe o almíbar reducido lo colamos,  dejamos enfriar y lo ponemos en el mismo recipiente junto con las peras, e introducimos en la nevera que enfríe bien.

Ya tenemos listo nuestro postre.

Tiene más sabor si lo dejáis para tomar en frío al día siguiente de hacerlo, aunque por supuesto, es un plato que también puede tomarse templado el mismo día que lo realices.

Buen provecho.

Notas:

– En la preparación del jarabe o almíbar, podrías añadir otros aromas o sabores como vainilla e incluso azúcar de vainilla, menta o hierbabuena, etc.

– Para tomar, una vez cocidas, se podría retirar las pepitas interiores con un sacacorazones y rellenar el hueco con nata montada, gelatina de limón, helado u otros elementos antes de emplatar con su almíbar, e incluso, regarlas exteriormente con frutos secos picados (almendras, pistachos, avellanas, etc)

Ahora ya todo depende de tu imaginación😉

De interés:
Relación transitiva del “Yo tengo un conocido”.
Comprobar la integridad de memorias USB.
Photoshop. Marco rápido para fotos II
Herramientas AntiMalware gratuitas
Receta de Melva en salsa de  pimientos. Cocina fácil.


http://wp.me/p1G8U-42P




Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 90,442,174