He tenido un sueño

Hoy me he levantado temprano porque tenía que hacer varias cosas, lo que no sabía era lo complicado que un día podía ser.

Enseguida me he puesto en marcha, primero ir a la peluquería, ¡que tenía unos pelos!…

Cuando en la peluquería he ido a abonar la factura me he encontrado la primera sorpresa:
Junto con los importes normales, de corte, teñido, etc., me encuentro un nuevo concepto;

“Impuesto especial por Propiedad Intelectual”

Cuando pregunto que qué narices era eso, me dicen que como el corte de pelo es obra de mi peluquera, que ella también tiene que cobrar, ya que es la autora, el Impuesto de Propiedad Intelectual.
Abono la factura, juro en arameo y me voy directa a coger mi coche pues tengo que ir a mi pueblo.

A mi pueblo ahora se puede llegar directamente desde la autovía estatal, antes teníamos que ir por una carretera comarcal, cruzar un antiguo puente y todo ello dando una vuelta de varios Km., por lo que desde que se puede llegar por la autovía todos vamos por ahí.

Al llegar, justo donde pone el cartelito de entrada al pueblo un señor me para y me dice que tengo que pagar un Impuesto especial por cruzar el puente del pueblo, que es un monumento artístico y los herederos del arquitecto que lo diseño en el pasado exigen el pago del Impuesto de Propiedad Intelectual.

Le contesto que he llegado por la autovía y que no he cruzado el puente, a lo que el señor me contesta que tengo que pagarlo igual porque a lo mejor me da por cruzarlo en el camino de vuelta.

Entro en el pueblo y cuando llego al Ayuntamiento a resolver mi problema, me encuentro un señor que me dice que tengo que pagar una entrada, asombrada le pregunto el motivo, puesto que yo voy a resolver un asunto oficial pendiente, y me dice que:

El arquitecto que diseño el Ayuntamiento, como autor del proyecto, exige el Impuesto de Propiedad Intelectual y que todo el mundo que entre en el mismo tiene que abonarlo.

Además me explica que también tienen que abonar el susodicho Impuesto a:
Los albañiles que realizaron la obra, dicen que el poner los ladrillos de una forma determinada y no de otra es idea suya y por tanto, son autores de la idea y exigen el Impuesto de Propiedad Intelectual.

Los electricistas confiesan que fue idea suya la colocación de los cables de una manera determinada, cosa que mejora el rendimiento del consumo eléctrico del edificio, y por tanto, como autores de la idea, exigen el pago también del Impuesto de Propiedad Intelectual.

Los fontaneros, los pintores, los carpinteros, los instaladores del gas, los limpiadores, los jardineros, etc., todos han aportado alguna idea y exigen cobrar el Impuesto de Propiedad Intelectual.

Pago y resuelvo mi problema en el Ayuntamiento.

Como ya es tarde decido ir a comer a un restaurante muy cuco que hay cerca.
Al tener un poco de prisa pido una simple tortilla de patatas chips que es de rápida elaboración con la intención de no entretenerme demasiado.

Cuando me llevan la cuenta observo un nuevo impuesto:

“Impuesto de Propiedad Intelectual”

Pregunto al camarero y me responde que la idea de la tortilla de patatas chips es de un conocido cocinero y que aunque a mí me la hayan preparado en su restaurante, ellos tienen que abonar el impuesto al cocinero famoso como autor intelectual.

No me decido a pedir café por si acaso los cafetales colombianos también exigen cobrar el Impuesto de Propiedad Intelectual por la forma en que plantan los árboles del café, asi que cojo mi coche y tomo el camino de vuelta a mi casa.

Al llegar a casa, en el buzón me encuentro una carta del administrador de la finca, en la que nos cita a todos los vecinos a una Junta extraordinaria, en el concepto motivo, observo:

Subida de la cuota de la comunidad para abonar los Impuestos especiales de Propiedad Intelectual a los profesionales que han realizado  diversos trabajos recientemente en ella, ya que se ha procedido a pintar el portal del edificio y las escaleras de acceso a la vivienda. También se estudiará la petición del cobro del mismo impuesto por parte del jardinero que cuida, recorta los setos, planta y riega los jardines que rodean la mancomunidad.

Cuando me he despertado, aunque he sido consciente de que todo había sido un sueño, o mejor dicho una pesadilla, cuando he subido la persiana de la habitación, no me atrevía a mirar al cielo a ver si llovía, no fuera a ser que el Altísimo, se me presentara en la forma que fuera, y como autor intelectual de la obra  de creación del universo, me cobrara un “Impuesto de Propiedad Intelectual”.

¿Por suerte solo era un sueño!.

… O quizás no.

De interés:
Los menores y la Lotería Nacional.
Programa gratuito de retoque fotográfico PhotoFiltre.
Las últimas revisiones de las hipotecas conceden un alivio a las familias.
Programas gratuitos de seguridad.
Programas para descargar y convertir vídeos.
Receta de Libritos de Lomo. Cocina fácil.

http://wp.me/p1G8U-4MM

4 Responses to “He tenido un sueño”


  1. 1 Dabo 25 enero, 2010 de 00:40

    juar juar juar “Impuesto de Propiedad Intelectual”, uhmm yo de eso no pago porque soy Creative Commons xDD.

    Pues dentro de poco creo que nos lo querrán cobrar, la madre que los parió…


  1. 1 Resumen Cajón desastres Enero 2010 « Cajón desastres Trackback en 31 enero, 2010 de 22:10
  2. 2 Indice de Contenidos Cajón desastres. Año 2010 « Cajón desastres Trackback en 31 diciembre, 2010 de 11:18
  3. 3 Leyendas y curiosidades; el Palacio Longoria, sede de la SGAE « Cajón desastres Trackback en 5 julio, 2011 de 13:17
Comments are currently closed.



Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 114.519.406