Ahorrar y reducir gastos en la cocina. Consejos de cocina 6

consejos  de cocina trucosVamos hoy con la sexta entrega de los consejos de cocina, esos pequeños trucos o tips de interés para manejarnos en la cocina.

Tal y como está la situación económica actualmente, creo que no está de más exponer algunos consejos que nos van a permitir reducir gastos en nuestras economías familiares, ya sea mediante el ahorro al hacer nuestras compras como en el empleo acertado de los enseres o electrodomésticos de nuestra cocina.

Con anterioridad ya hemos visto:

Veamos hoy algunas actuaciones en nuestra cocina que pueden ser útiles a la hora de reducir gastos:

Ahorrar en la compra:

– Como primera indicación, os recomiendo leer el artículo que publicamos hace unos meses referente a Preparar la lista de la compra.

– Comprar alimentos de temporada que estarán mucho más baratos que los que no lo sean. Además, recuerda que casi cualquier elemento de una receta determinada puede ser sustituido por otro, sé inventivo.

– No te asuste hacer la compra en varios establecimientos, te permitirá adquirir los diferentes alimentos a mejor precio (además andar es sano y muy bueno para la salud).

– A la hora de por ejemplo comprar carne de pollo, compra el pollo entero en lugar de en pedazos por separado, (pechugas, muslos, alitas, etc.) que su precio en muchos casos hasta se triplica.

Prácticamente todos contamos con neveras y congeladores que nos permiten preservar durante un buen tiempo los alimentos. De este modo, hoy utilizas las pechugas para tu plato del día y el resto de carne la tendrás disponible para otros platos futuros:

– Al hilo de las dos indicaciones precedentes y el congelador, aprovecha ofertas y descuentos para realizar un mayor volumen de compra. Lo congelas y lo sacas cuando su precio en mercado sea superior o esté fuera de temporada.

No olvides “empaquetarlo” por tamaños o necesidad de uso y poner al envoltorio el nombre del contenido y la fecha en que lo congelas, como se ve en la imagen superior, de este modo te será más fácil de localizar en el congelador.

– Sacar de la nevera los alimentos que vamos a utilizar para cocinar con suficiente antelación para que se les quite el exceso de frío.

Ahorrar en los enseres y electrodomésticos:

– Para empezar lo que ya todos sabéis referente a utilizar los programas adecuados de nuestro lavavajillas y lavadora, así como la cantidad que en ellos introducimos.

– Ahorrar en la factura eléctrica al cocinar con vitrocerámicas, fuegos eléctricos, etc, ya que unos 5 minutos antes de terminar la cocción de nuestro plato, podremos apagarlos y con el calor residual terminarán de hacerse.

– Si utilizas la olla rápida u olla exprés ahorrarás muchísimo tiempo de cocción, además recuerda que al apagar el fuego, aún se estarán cocinando los alimentos sobre unos 15 minutos más aproximadamente.

– Ahorrar en la factura eléctrica con nuestra nevera, no abriéndola más veces de lo necesario y mantenerla abierta durante el menor tiempo posible.

  • Prepara todo lo que vas a meter en la nevera y ábrela una sola vez para guardar todo.
  • Piensa antes de abrir la nevera qué es lo que estas buscando o lo que vas a necesitar y lo sacas todo junto.
  • No introduzcas alimentos aún calientes, déjalos enfriar fuera.
  • Cuando saques un alimento o envase de la nevera para tomar una parte, vuelve a meterlo lo antes posible para evitar perder el frío que ya tiene.

Y por supuesto, no olvidemos que para un correcto funcionamiento y desempeño de toda la capacidad de nuestro frigorífico, es importante realizar un “Mantenimiento periódico” como ya vimos en el tema Eliminar olores de la nevera.

La próxima vez que abras la nevera, recuerda que no es un escaparate.😉

– En el uso del microondas y el horno podemos aplicar lo expuesto en el ahorro al cocinar en cocinas eléctricas, ponerlo menos tiempo y mantenerlo cerrado cuando avise que ha acabado. Si ahorramos un minuto multiplicadlo por el número de veces que se usa al año y ya me contáis.😉

Además en el caso del horno, una vez finalizado el asado podemos utilizar el calor residual para secar pieles de naranja o limón (que  guardarlas en un bote, nos servirán para utilizarlas al hacer flan, natillas, arroz con leche, aromatizar salsas, etc., hacer crujientes variados, bizcochos, etc.

– En el uso de la caldera o calentador de agua no es necesario abrasarse las manos para fregar los platos, llegando a tener que abrir incluso el grifo de agua fría para reducir la temperatura, basta simplemente con reducir la temperatura a la que calentará el agua nuestro calentador o caldera reduciendo así también su consumo.

Además aprovecharemos a fregar la mayoría de elementos posibles en lugar de hacerlo por partes.

– Los alimentos congelados que vayamos a utilizar en los menús del día siguiente, los sacaremos el día anterior y los meteremos en la nevera para que se vayan descongelando.

Como siempre, estáis invitados a enviarme por e-mail vuestros trucos, que por supuesto se irán publicando en el blog.

De interés:
¡No sé que hacer de comer hoy!.
Crear tarjeta de felicitación para el Día del padre.
Convertir todo tipo de archivos con Format Factory.
Prepara tu viaje de vacaciones.
Descubrir si te roban la conexion Wifi.
Insertar fotografías en una imagen de fondo.
Receta de Espinacas cremosas. Cocina fácil.

enlace    corto http://wp.me/p1G8U-52f




Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 95,356,997