Un abuelo, se equivoca de colegio y de nieto

Leo con estupor en la prensa que un abuelo que fue a recoger a su nieto de año y medio al colegio se equivocó, no sólo de colegio, puesto que se presentó en otro cercano, también de nieto y se llevó a casa al niño equivocado.

Mi estupor es por partida doble, el abuelo se equivoca de colegio (supongo por la edad del niño que se trataría de una escuela infantil o parvulario), lo que indica que no iba frecuentemente a recoger al menor, pero también se equivoca de niño, lo que me da que pensar que el pobre hombre, por mucho cariño y ganas que ponga, ya no se encuentra en condiciones de realizar estas tareas.

Y es que los abuelos, aunque pretendan ayudar a sus hijos, llega un momento en que ya no pueden más, ya comentamos en su día como los Abuelos canguro en la actualidad son casi imprescindibles en los hogares, dada la necesidad de que ambos padres mantengan sus empleos, pero también hablamos de que a veces se abusaba de ellos, teniéndolos casi esclavizados pendientes de los nietos cuando sus condiciones físicas ya dejaban mucho que desear.

Y la segunda cosa que me causa estupor y porqué no decirlo, repelús es que la escuela infantil le haya entregado un menor a un señor que jamás había recogido al pequeño, sin comprobar forma alguna que realmente era el encargado de recogerlo o al menos que estaba autorizado para ello.

Al parecer, tan sólo cuando los familiares de este niño “recogido por error” fueron a por él, se dieron cuenta de que los responsables del colegio lo habían entregado a quien no debía y entonces avisaron a la Ertzaintza, que, supongo pensaría en un secuestro, hasta que dos horas después, descubren en otro centro escolar próximo un menor al que sus allegados no habían recogido, atando cabos llegaron a la conclusión del error y las familias recuperaron cada una a su niño.

Aquí, al margen del error del abuelo, han fallado muchas cosas, desconozco como funciona este parvulario del País Vasco, pero supongo que será similar al resto de colegios de párvulos de España, donde, en la gran mayoría, gracias a dios, para recoger a un menor debe figurar en un listado, que los padres previamente, entregan a los cuidadores de posibles allegados autorizados a recoger a ese niño y naturalmente y en caso de ser la primera ver y por tanto aun no lo conocen, debe identificarse con el DNI.

Espero que las autoridades pertinentes realicen las averiguaciones necesarias y se tomen medidas y contundentes, para que esto no vuelva a suceder nunca más.

Y espero, y muy fervientemente, que el abuelo se encuentre bien, y sólo haya sido un mal día, pero en caso de no serlo, ¡por favor familia, acompañen al anciano cuando vaya a recoger al nieto! Por el menor y por el anciano, que si esto no ha sido algo pasajero, es evidente este señor necesita atención médica.

De Interés:
Comprar baterías, cargadores, adaptadores, etc. para tus dispositivos.
Convertir cualquier archivo a audio.
Descargar gratis Recordatorios de Primera Comunión.
Protector frente a Keyloggers.
System Nucleus programa para optimizar windows.
Macarrones gratinados. Cocina fácil.

http://wp.me/p1G8U-6WN

5 Responses to “Un abuelo, se equivoca de colegio y de nieto”


  1. 1 charletas 18 noviembre, 2010 de 12:46

    Menudo mal trago para todos.

    Lo que no cabe duda es que, las labores desempeñadas por muchos abuelos de nuestro país con sus nietos, en multitud de ocasiones desborda sus propias capacidades, podemos verlo cada día simplemente en la puerta de los colegios o en los parques de ocio de nuestras ciudades. Esto conlleva, en cierto modo, asumir una serie de “riesgos” que en principio parece que muchos padres aceptan, o quizás, simplemente sea que, no saben, no quieren o no pueden verlos.

    Sea como fuere, pienso yo que a veces la buena voluntad y la mejor predisposición de una persona, no es suficiente para desempeñar según que labores.

  2. 2 liamngls 20 noviembre, 2010 de 01:12

    Muahahahahaha.

    A ver, no seamos crueles tampoco con el pobre hombre que a fín de cuentas hablamos de un crio de año y medio y esa edad es bastante fácil confundirse de niño, especialmente si el niño no es tuyo; para estas cosas no hay nada como ser la madre, si la madre se equivoca, apaga y vámonos.

    Partimo de la base de que el abuelo no iba a recoger al niño nunca con lo cual dar por hecho que está chocho y no está para estas labores es concretar demasiado una situación que desconocemos con exactitud.

    Lo único que está claro en esta historia es que hay una enorme neglicencia por parte del centro; no sé como lo harán por aquellos lares pero aquí tampoco es que te pidan el D.N.I. y cosas por el estilo pero yo llevo a los niños al colegio y si no voy a poder ir a recogerlos aviso de quien va a ir y si ellos conocen a esa persona o no (que podría darse el caso) y si es algo que surge durante la mañana llamo por teléfono para avisarlo.

    También pobre hombre, el mal rato que ha tenido que pasar y sin que halla pasado nada del otro mundo.


  1. 1 De promesas y políticos « Cajón desastres Trackback en 20 noviembre, 2010 de 10:02
  2. 2 Resumen Cajón desastres Noviembre 2010 « Cajón desastres Trackback en 1 diciembre, 2010 de 00:03
  3. 3 Indice de Contenidos Cajón desastres. Año 2010 « Cajón desastres Trackback en 31 diciembre, 2010 de 10:45
Comments are currently closed.



Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 114.780.090