El Romero, aromático y medicinal

El romero es un arbusto perenne muy aromático de la familia de las labiadas que puede alcanzar hasta 3 metros de altura.

De tallos erectos y ramificados y hojas estrechas y largas, rígidas como agujas, con los bordes enrollados hacia abajo en toda su longitud, de color verde oscuro en la cara superior y blanquecinas por la inferior, ya que están recubiertas de una espesa vellosidad blanca. Tiene Flores bilabiadas de color azul pálido con los estambres más largos que los pétalos y con el labio superior de la corola curvado.

El romero, crece espontáneamente en los matorrales mediterráneos del sur de Europa aunque también en el norte de África. En España lo podemos encontrar en casi todas las provincias, salvo aquellas de temperaturas más frías, generalmente en compañía de otras plantas como el tomillo, el espliego, lavanda y jaras.

El romero es una planta rica en principios activos de la cual se utilizan todo, tanto las hojas, como las flores y los tallos. Todo el conjunto, contiene un aceite esencial, cuya proporción varía según la época de recolección y el clima a que ha estado sometida la planta.

El romero, como planta medicinal es conocido sobre todo por el alcohol de romero. De su aceite esencial, que se extrae directamente de las hojas, se prepara el famoso alcohol de romero, que se utiliza para tratar dolores reumáticos y lumbalgias, (¿quien no recuerda a los más ancianos dándose unas friegas con dicho preparado?) también ayuda a prevenir las úlceras.

Pero aun tiene más.

Uso externo.
Como uso externo es antiséptico, analgésico, cicatrizante y estimulante del cuero cabelludo.

  • Añadiendo al agua de baño un buen chorro del líquido de la infusión resultante de macerar un puñado de las plantas secas en un litro de agua, es un estupendo relajante muscular, para que sea efectivo el baño ha de durar al menos 15 minutos, pero ¡ojo! Si no queremos que nos haga difícil el sueño, mejor tomamos el baño en cualquier momento del día lejano a la noche. Incluso podemos preparar un jabón natural.
  • Para quienes tienen uñas frágiles y quebradizas o que se rompen con facilidad, preparar una infusión bien cargada de toda la planta seca y sumergir las manos en ella durante 5 minutos.
  • Para el mal aliento, el romero además de combatirlo, es bastante útil cuando aparecen problemas en la boca, como inflamaciones o llagas. Para esto hay que preparar una infusión de flores secas en un litro de agua y realizar enjuagues.
  • También para quienes tienen problemas de cabello escaso, se utiliza en fricciones, se pone una parte de aceite de romero mezclado con dos partes de aceite de almendra. Aunque los que tengan el cabello oscuro han de tener cuidado, el romero suele aclarar el color.

Hemos hablado del uso externo del romero, el más conocido, pero también se utiliza en modo interno, es decir, tomando las infusiones o los extractos.

Se trata de una de las plantas que contiene más antioxidantes. Es muy rico en ácido rosmarinico, mirceno o camfeno que tienen propiedades antioxidantes.

Estas propiedades pueden ser muy útiles en el tratamiento de enfermedades degenerativas como la artrosis.

El romero posee efectos estimulantes y tónicos; favoreciendo la recuperación en las enfermedades respiratorias y del aparato digestivo. Una infusión después de las comidas favorece la digestión y evita la aparición de síntomas propios de un mala digestión como hinchazón, flatulencias, acidez de estómago, etc.

También en forma de infusión sirve para calmar la tos.

El romero en la cocina.
El romero es un fantástico condimento que resalta el sabor de las comidas, especialmente con carnes estofadas o a la parrilla, siempre que se utilice con prudencia puesto que su sabor es bastante fuerte. Unas cuantas hojitas, preferentemente frescas, espolvoreadas sobre una ensalada variada le dan un toque de sabor mediterráneo.

Muy apreciados son el Té de romero y el vino de Romero, de los que a continuación os pongo como prepararlo:

  • Té de Romero. Añadir una cucharadita llena de hojas en un vaso de cuarto de litro de agua fría, calentar lentamente hasta que hierva, retirar del fuego y colar. Una taza por la mañana y otra al medio día es muy adecuada para los estados de agotamiento, en especial después de haber padecido alguna enfermedad infecciosa o gripe.
  • Vino de Romero. Añadir 20 gramos de hojas a un litro de vino blanco, preferentemente ligero y dejar en maceración durante unos 5 días, pasado este tiempo colarlo con una gasa. Es un estupendo tónico digestivo que facilitara nuestras digestiones. No es conveniente tomar más de un vasito 2 veces al día y cuidado si vais a conducir.

Por último no podemos obviar el uso del romero como ambientador, en nuestra casa o incluso en nuestro coche, un puñado de flores secas guardadas dentro de una bolsita de tela ayudarán a eliminar olores fuertes en una habitación o los olores de tabaco en los vehículos.

Precauciones a tener en cuenta:
No lo tomes si padeces gastritis agudas, úlcera gastroduodenal, hepatopatías, epilepsia y/o Parkinson.
Evitar durante el embarazo y la lactancia.

Si eres hipertenso o tienes tendencia a que te suba la presión sanguínea, pues el romero la suele aumentar,  ligeramente pero la aumenta, por tanto, ante la duda, abstente de usarlo.

De Interés:
Tutorial para hacer marcos de encaje para fotografías o fondos.
System Nucleus programa para optimizar windows.
Probando IExplorer 9.
LIVECD de Kaspersky para analizar y desinfectar el ordenador.
Convertir vídeos y películas para teléfonos móviles Nokia.
Copia de seguridad de los drivers o controladores con Double Driver

http://wp.me/p1G8U-7di




Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 115.438.807