Callos con garbanzos. Cocina fácil

Para hoy he preparado una receta de Callos con garbanzos.

Un plato caliente de cuchara, seguramente más apropiado para estas fechas que la ensalada que vimos la pasada semana.

El procedimiento para preparar este plato va a ser muy similar a cuando vimos la receta de cocido de garbanzos, aunque el resultado final, tanto en sabor como en presentación va a resultar muy particular y muy delicioso.

Vamos a ver los pasos e ingredientes para preparar este plato.

Callos con garbanzos:
– Garbanzos.
– Magro de cerdo en trozos.
– Preparado de callos.
– Tomate.
– Cebolla.
– Pimiento.
– Cayena o guindilla.
– Clavo.
– Aceite.
– Pimienta molida.
– Sal.

Antes de nada, la noche anterior tenemos que poner los garbanzos a remojo en agua con un poco de sal o bicarbonato.

Los callos que vamos a utilizar son los que os muestro en la imagen inferior  para agilizar y facilitaros la tarea, son unos que se venden ya preparados y que en principio vienen cocidos junto a morcilla y chorizo y que sería suficiente con calentarlos y añadirles un frasco de garbanzos cocidos. Pero…

Yo en mi caso los utilizo como si fueran una carne más y los preparo en cocido tradicional, con ello conseguimos más consistencia en el plato y en verdad el resultado final no tiene comparación.

Vamos a ver como hacerlo.

En una cazuela u olla a presión ponemos alrededor de dos litros de agua a calentar con un chorro de aceite y una hoja de laurel. Cuando el agua rompa a hervir añadimos los garbanzos escurridos, los callos cortados en tacos, la carne de magro en trozos, un poco de sal y pimienta molida. (Si lo vemos necesario también podríamos añadirle algo de chorizo y morcilla).

Cuando vuelva a hervir ponemos el fuego a media potencia y dejamos cocer. Al hervir la carne con los garbanzos creará una capa de espuma en la parte superior del caldo que tenemos que ir retirando con una espumadera.

Una vez bien desespumado, añadimos los tomates, el pimiento y las cebollas, dos clavos y la cayena (no pongáis mucha, lo justo para darle un toquecillo alegre).
Ahora ya tapamos y dejamos que vaya cociendo a fuego medio-bajo.

Si lo hacemos en la olla exprés estará listo en aproximadamente 35-40 minutos, si lo hacemos en una cazuela normal algo más de 1 hora, siempre dependiendo del garbanzo y el tipo de agua, de todos modos, siempre podemos ir comprobando sin problemas como va la cocción hasta que esté listo.

Una vez cocido, cogeremos la cebolla, tomate y pimiento y lo pasaremos por la batidora, para a continuación añadírselo al caldo de la cazuela. Removemos bien y dejamos cocer unos minutos para que ligue el caldo.

Apagamos el fuego y dejamos reposar un buen rato antes de servir. Ya tenemos listo nuestro plato.

Este plato al igual que ocurre con la mayoría de legumbres, está mucho mejor de un día para otro.

Buen provecho.

De interés:
Garbanzos con bacalao.
Alubias con almejas.
Receta de Rabo de toro estofado.
Simulador Declaración de la Renta 2011.
Tutorial para crear marcos de mosaico para fotografías.
Receta de espaguetis en salsa a la pimienta. Cocina fácil.

enlace corto http://wp.me/p1G8U-7Qc




Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 115.096.529