Caldo casero de pollo. Cocina fácil

Para hoy he preparado una receta de Caldo de pollo casero.

Aunque en el mercado contamos con la posibilidad de comprar caldos ya preparados e incluso utilizar concentrados para nuestras recetas, hoy vamos a ver como preparar un caldo casero de pollo, que como el caldo de gambas que ya preparamos hace un tiempo, después podremos emplear para preparar nuestras sopas, salsas, carnes, etc.

Vamos con los pasos e ingredientes para preparar este plato.

Caldo casero de pollo:
– 2 Carcasas de pollo.
– 1 Muslo de pollo.
– 1 cebolla.
– 1 Puerro.
– 2 Zanahorias.
– Apio.
– Sal.
– Aceite de oliva.
– Pimienta molida.

En una cazuela con una cucharada de aceite de oliva vamos a dorar el muslo de pollo y las carcasas previamente salpimentados (sal y pimienta molida).
No necesitamos que se hagan bien, pero si que pierdan el crudo y tomen color. Esto va a ayudar después a darle un tono más oscuro al caldo final y más de sabor.

Mientras asamos el pollo vamos a ir preparando las verduras.

Pelamos la cebolla y las zanahorias. El apio como ya sabéis, debemos afeitarlo exteriormente ya sea con un cuchillo o mejor y más fácil, con un pelador de patatas. El puerro eliminamos la capa exterior y limpiamos bien por dentro para eliminar restos de tierra que pudiera tener.

En cuanto el pollo se haya dorado lo sacamos y retiramos de la cazuela los restos de aceite y grasa que pueda tener. Volvemos a introducir el pollo y sobre él todos los vegetales sin trocear, cubrimos con unos 2 litros de agua y añadimos un poco de sal.

Ahora dejaremos cocer a fuego medio-bajo alrededor de 1 hora y cuarto aproximadamente, si lo hacemos en olla exprés el tiempo se reducirá a unos 20 minutos.

Una vez esté listo retiramos las verduras y el pollo (que reservaremos y en recetas futuras os iré explicando en que emplearlas) y colamos el caldo resultante.

Ya tenemos listo nuestro caldo de pollo casero para emplearlo en aquellos platos que precisemos: (Sopa de pollo con fideos casera).

P.D.-
A buen seguro se va a quedar soso pero es mejor así, después cuando lo precisemos si fuese necesario ya le daremos el punto correcto de sal.

Os recomiendo desgrasarlo, para ello dejarlo que enfríe, después meterlo en la nevera y cuando esté bien frío retirar con una cuchara la capa de grasa que se habrá solidificado en la superficie.

Podremos incluso congelarlo en las bolsas típicas de cubitos de hielo, lo que va a facilitarnos después su empleo en nuestros platos.

De interés:
No sé que hacer de comer hoy.
Receta de Callos con garbanzos. Cocina fácil.
Pollo de corral asado, macerado en Jerez y Finas hierbas. Cocina fácil.
Descargar plantillas Recordatorios de Primera Comunión 2011.
35 Recetas de cocina para Navidad.
Receta de Pollo asado con tomillo. Cocina fácil.
25 recetas de platos fríos. Cocina fácil.

http://wp.me/p1G8U-7XO




Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 114.526.274