Plataforma 15M, lo raro es que no haya surgido antes

Sí, lo raro es que este estallido social no haya saltado antes, porque el ciudadano de a pie, esta harto, harto de ser tratado como idiota, y, de en el mejor de los casos, ser un ciudadano de tercera o de cuarta en un mundo de primera.

Tenemos la juventud mejor preparada en décadas y sin embargo ni consigue trabajo ni vivienda ni tiene futuro, viéndose obligados a emigrar, justo como lo tuvieron que hacer las generaciones de los 60 y 70.

Y todo porque un puñado de dirigentes que son quien manejan el cotarro del dinero, decidieron hace unos años aumentar sus ya grandes ganancias a costa de lo que fuera, sin importar lo que viniera después, es más, seguro que pensaron que con una crisis económica global como la que han conseguido, podrían volver a amedrentar a los trabajadores para que la pérdida, tanto de poder adquisitivo como de derechos sociales conseguidos, la consideraran normal, así se volvería a la época feudal en que había amos y esclavos, naturalmente ellos seguirían siendo los amos, cada vez más ricos y poderosos, y el resto, los esclavos cada vez más pobres.

Estamos hartos de unos partidos políticos, mejor dicho del bipartidismo, que no representa más que a sus afiliados, ya que la Ley Electoral española no es igual para todos los partidos que se presentan a unas elecciones, unos con menos votos, consiguen más escaños que otros, lo cual no es democracia, y que en la práctica se traduce en que nos convencen de eso tan tonto del “voto útil”.

Queremos que se reforme lo que haya que reformar para que un voto valga lo mismo para todos los partidos,  en cualquier provincia o pueblo de España.

Estamos hartos de que cada día nos desayunemos con anuncios de nuevos recortes, en aras de salir de la crisis, mientras a los políticos y a los poderosos esos recortes no les llegan y además siguen despilfarrando.

Estamos hartos de las recetas de estamentos más o menos oficiales, y de los distintos “sabios de la economía” que tan sólo saben recetar recortes para los afortunados que aun conservan su trabajo, menos salario, más horas de trabajo, menos pensiones, menos derechos sociales, más privatizaciones de las prestaciones básicas, mientras ellos, sin cortarse un pelo, se alojan en hoteles de 3000 $ dólares la noche.

Estamos hartos de las decisiones de la Unión Europea, esa misma que se suponía iba a garantizar los mismos derechos y deberes para todos los ciudadanos que la componen, y que en la práctica tan sólo garantiza los mismos deberes para los ciudadanos, habiéndose olvidado de los derechos.

Estamos hartos de las comparaciones absurdas de algunos de sus dirigentes, que ahora son considerados el “motor de Europa” cuando han pasado años al menos no cumpliendo con los límites de inflación marcados por Bruselas, mientras a los demás se nos exigía cumplirlo, sin que ello diera píe a sanciones, y ahora quieran que el resto de ciudadanos europeos se igualen a los de su país en los derechos que ellos, en teoría, tienen de menos, pero no en los que tienen de más.

Y esto va por la Sra. Merkel, presidenta de un país en el cual su prensa no se cansa de lanzar día sí y otro también, bulos interesados acerca de la solvencia de otros países, y cuyos bancos son los más expuestos a la deuda de los países que, acoso tras acoso, han tenido que ser “rescatados” la Sra. Merkel, que en bien de la armonización a la baja, quiere que todos los europeos tengan las mismas vacaciones que los alemanes, y la misma edad de jubilación, pero no sus salarios ni su derecho a la vivienda, ni el resto de los derechos sociales que tienen los alemanes.

Vamos que hasta un compatriota suyo, el comentarista alemán Jens Berger, le ha respondido que en lugar de promover menos horas de trabajo y una jubilación que permita disfrutar del retiro, la canciller practica, “una competición europea en recortes del bienestar y promociona la discriminación mediante falsedades”.

Porque la propia OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) desmiente el mito de que ellos, los alemanes trabajan más.

Según datos, la media de tiempo de trabajo anual de los trabajadores alemanes es de 1.390 horas. Sin vacaciones, eso significa aproximadamente 5,5 horas por día.
Con 30 días de vacaciones anuales serían 6,26 horas. Pero muchos alemanes no trabajan a tiempo completo, sino a tiempo parcial o en mini-empleos, por lo que la semana de trabajo es significativamente menor.

No hay un solo país del sur de Europa en el que los trabajadores tengan un tiempo de trabajo anual menor que el de los alemanes. En España, la media de horas anuales de trabajo por trabajador es de 1654 horas, en Portugal de 1710 horas, en Italia de 1773 horas y en Grecia, líder indiscutible, 2119 horas.

En cuanto a las vacaciones, tampoco. Porque en Alemania, aunque la Ley dicta 20 de vacaciones anuales mínimo, en la práctica, son 24 días los que disfrutan, más 10,5 festivos al año.

Es decir, Alemania está ligeramente por detrás de España (22 días de vacaciones anuales y 14 festivos al año) e Italia (28 días de vacaciones más 11 festivos), pero por delante de Grecia (23 día de vacaciones y 10 festivos).

Pero, en Alemania los que tienen empleo a tiempo completo, gozan, gracias a los convenios, de una media de 29,1 días de vacaciones, lo que sumados a los 10,5 festivos, salen 39,6 días de vacaciones.

Y así podríamos seguir, porque ya estamos tan hartos, tan hartos, que esto se veía venir, y claro, han tenido que ser los jóvenes, los que nada tienen, por tanto nada pueden perder, los que han dado el pistoletazo de salida, pero esto no se va a quedar así, y no se va a quedar igual que no se ha quedado en los países árabes.

Y es que Srs. políticos, banqueros, dirigentes, Unión Europea, LA CIUDADANÍA ESTÁ HARTA DE  TODOS USTEDES, ustedes no tienen derecho a manejarnos como si fuéramos muñecos y han perdido el derecho a representarnos. Y los políticos, tanto de este país como los de la Unión Europea, que recuerden que están ahí porque, una vez fueron votados para que nos representaran, a todos los ciudadanos, no a los ricos, y que no fueron votados para que medraran, o se hicieran ricos aliándose con lobbys al más puro estilo americano, y en consecuencia nos aplastaran.

Y para el Sr. Zapatero que hoy ha dicho “la democracia se ejerce en las urnas” debo decirle que aun ha conseguido que me indignara más, la democracia se ejerce en las urnas cuando, como digo más arriba, un voto tiene la misma validez en escaños, para un partido o para otro, y no como ahora, que un voto para el PP o el PSOE, vale bastante más que para otro partido. Reformen eso para que la democracia sea verdadera y representativa.

Yo, con toda sinceridad, no pensaba ir a votar este domingo, estoy tan decepcionada con los “dos grandes” partidos políticos porque en la práctica creo que gobiernan igual uno que otro, que decidí abstenerme, pero he decidido hacer caso a lo que dice la plataforma y si iré a votar, naturalmente votaré a un partido pequeño, que aunque sé que no va a conseguir gobernar, sí puede, en un momento u otro equilibrar la balanza.

Estamos muy indignados, mucho sí señores y la culpa es suya, no echen balones fuera que ustedes son los responsables.

Si alguien no ha leído y quiere leer el manifiesto de la Plataforma15M desde aquí podéis hacerlo.

 De interés:
Ver la dirección web de un enlace corto con LinkPeelr.
Desproteger archivos PDF online.
116000 número europeo para denunciar la desaparición de menores.
Receta de Croquetas caseras de pollo. Cocina fácil.
Cambiar atributos de archivo en lote.
Generador de contraseñas fáciles de recordar.

http://wp.me/p1G8U-8fw




Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 113.596.967