Salsa a la Vizcaína. Cocina fácil

Para hoy he preparado una receta de salsa a la vizcaína.

Una salsa especialmente deliciosa que a pesar del color que podéis apreciar en la fotografía, no lleva ni una gota de tomate.

Una opción más que añadir a estas otras salsas que ya hemos visto en recetas anteriores:

Vamos con los pasos e ingredientes necesarios para preparar esta receta.

Salsa a la Vizcaína:
– Jamón.
– Cebolla.
– Ajo.
– Pimientos choriceros.
– Galletas maría.
– Sal.
– Pimienta molida.
– Aceite de oliva.

Comenzaremos por poner el jamón troceado y una parte de su manteca junto con una cucharada de aceite de oliva para que suelte la grasilla y sabor. El jamón o panceta solo suelo emplearlo si hago la salsa sola, con el fin de darle un poco más de sabor o base inicial.

En cuanto cambie de color el jamón vamos a añadir los dientes de ajo enteros y la cebolla cortada en pluma.

Dependiendo de la cantidad de salsa que vayamos a preparar así utilizaremos más o menos cebollas, yo en este caso le he puesto 4 cebollas medianas ya que necesitaba bastante cantidad. Si tuvieseis ocasión utilizar cebolla morada que es más suave.

Añadimos un poco de pimienta molida y muy poca sal (ya que el jamón nos la va a aportar también) y removemos bien todo. Si os apetece podéis ponerle un poco de guindilla para darle un tono picante.

Ahora vamos a bajar el fuego al mínimo y taparemos la cazuela que dejaremos pochando por espacio de una hora aproximadamente. No hace falta que remováis. Dicen los que saben que cuanto más tiempo poche la cebolla mejor queda después.

No tengáis miedo que si el fuego está al mínimo y la cazuela tapada completamente, ni se quemará ni se pegará como podéis ver en la foto inferior.

Mientras se va haciendo la cebolla, tendremos hidratando al menos 6 pimientos choriceros a los que después extraeremos la pulpa interior. Ya sabéis rascando con un cuchillo o cucharilla el interior de los pimientos.

Una vez tenemos la pulpa del pimiento choricero se la añadimos a la cebolla y además le vamos a meter machacadas 4 galletas María (las de toda la vida). Si no tenéis, también podéis ponerle unos trocitos de pan ligeramente fritos y machacados en el mortero.

Removemos bien todo y le añadiremos un poco de agua si fuese necesario. En caso de no haber utilizado el jamón al inicio de la receta en este momento deberíamos ponerle un poco de caldo.

Dejamos que cueza unos minutos a fuego lento removiendo de vez en cuando.

Probamos de sal y corregimos si fuese necesario.

Ahora solo resta pasarla por el pasa-puré o batidora, más o menos, dependiendo de la textura final que queramos conseguir y después pasarla por un chino o colador para dejarla fina, fina.

Ya tenemos lista nuestra salsa a la vizcaína.

Buen provecho.

Ahora Dabo ya no tienes disculpa 😉

De interés:
Receta de Chicharro o Jurel al horno. Cocina fácil.
Receta de Rabo de toro estofado. Cocina fácil.
Receta de Gambas con gabardina. Cocina fácil.
Receta de Bacalao confitado con guarnición sobre cama de patata.
Receta de Huevos cocidos en salsa verde. Cocina fácil.
Receta de Ensalada de alubias marinera. Cocina fácil.

http://wp.me/p1G8U-8QJ




Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 110.190.091