Impuesto especial a las grasas

Leo en la prensa que en Dinamarca, el Gobierno ha decidido que sus ciudadanos paguen un impuesto especial al comprar determinados alimentos que las autoridades sanitarias del país consideran  perjudiciales para la salud por contener demasiadas grasas.

Esta idea, la de gravar con un impuesto especial los alimentos que las autoridades de cada país consideren que contienen demasiadas grasas  de las perjudiciales, no es nueva, se viene hablando de ella desde hace años, incluso han publicado sesudos estudios sobre el impacto que tendría en la reducción de la obesidad.

Y así llegamos a Dinamarca, ha dado el primer paso y desde principios de mes todos los habitantes tienen que pagar 33 céntimos más por un envase de mantequilla o margarina y 9 céntimos extra por una bolsa de patatas fritas, entre otros.

Además, existe un recargo de 2,15 euros por cada kilo de grasa saturada, aunque sólo lo van a aplicar a aquellos productos en los que consideren que este tipo de componentes favorecen la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.

Y eso en un país, Dinamarca, que curiosamente  no es uno de los que padecen un índice de obesidad más alto, ya que “sólo” el 10% de la población tiene este problema, frente al 17% de España y otros países.

No discuto que las grasas saturadas sean perjudiciales, pero creo que hemos llegado a un punto en que las autoridades, las mismas que cada día van desmontando la sanidad pública, la educación y el estado del bienestar, se van arrogando el derecho a decidir por nosotros, hasta un punto que, a no tardar mucho, se hará insoportable, pareciendo el gran hermano de Orwell.

Y es que esto, algunos lo veíamos venir, empezaron con el tabaco subiendo, subiendo y subiendo los impuestos aduciendo que es dañino y que los fumadores consumían más recursos sanitarios, sin atreverse a declararlo ilegal porque así podían seguir subiendo impuestos.

Como fue una medida que mucha gente aplaudió (parece que no recordamos a Martin Niemoller) dejó la puerta abierta a, con la excusa de, subir o poner otros impuestos.

Ahora le están dando vueltas a subir los del alcohol, salvo cerveza y el vino (no entiendo porqué estos dos productos no, pero en fin), supongo que porque también es perjudicial  para la salud y en poco tiempo seguirán con la comida “basura” que también es muy dañina.

Después, como no quedarán productos “dañinos” a los que subir los impuestos, le tocará a la comida sana, por aquello de que por ser sana, es preciso pagar más.

Y digo yo, ¿No sería mucho más sano y barato a la larga, educar y potenciar el consumo de las  frutas y verduras, si es preciso bajando el IVA,  en lugar de gravar otros alimentos que perjudican?.

O ¿es que se trata de buscar “sacar tajada de lo que sea, aunque sea tratando al ciudadano como si fuera un niño pequeño sin entendederas?.

Ya  he oído decir al respecto a varias personas:

¿Porque no me dejan morirme como a mi me de la gana mientras no perjudique a nadie?.

Lo que queda claro con estas políticas, es que solamente los pobres llegarán a viejos (al no poder pagar los impuestos de la comida basura) y los ricos morirán jóvenes, pues van a poder seguir pagando altos impuestos para continuar tomando grasas, fumando, bebiendo, tomando el sol, circulando en sus estupendos coches a 250 Km./h etc.

De Interés:
Ampliado el plazo de presentación de Becas 2011-2012, para estudios no universitarios.
Antivirus gratuito, Avira Antivir Personal.
21 de Septiembre, Día mundial del Alzheimer.
Mozilla Firefox para Tablets Android Honeycomb.
– Chorizos criollos en salsa infierno. Cocina fácil.
Antivirus gratuito Avira Antivir Personal.

http://wp.me/p1G8U-966




Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 114.756.582