Bajo los tilos de María José Moreno

Elena fallece en el avión en el que viajaba desde Madrid a Nueva York.

Pero nadie, ni siquiera su familia, su marido y sus dos hijos sabían que había emprendido el viaje ni el motivo que le había llevado a ello.

María, su hija, ahora embarazada de poco tiempo, después de sufrir un aborto que la dejó destrozada, se siente feliz, su matrimonio marcha muy bien y laboralmente tiene esperanzas de próximamente convertirse en socia del buffet de abogados en el que trabaja.

Pero esta felicidad se esfuma inmediatamente cuando recibe la noticia de la muerte de su madre, no sólo inesperada, también asombrosa. A partir de ahí empiezan las preguntas, que de momento no tienen respuesta.

¿Qué hacía su madre en ese avión? ¿Qué motivo le empuja a ir a Nueva York?, ¿por qué no se lo dice a nadie, ni siquiera a su hija?

Para todos la noticia, más del viaje que la de la muerte, resulta desconcertante. Todos entienden que se trataba de un abandono, pero no entienden porqué. A María esta huída, porque así lo entiende ella, le produce desazón y no termina de aceptar la posibilidad del abandono.

Hasta que ordenando la ropa de su madre descubre una nota en uno de los bolsillos de un abrigo, eso, lejos de aclarar nada, la deja más trastornada. Se trata de unas líneas escritas no se sabe por quien, y fechado unos años atrás que dice:

Nunca he podido olvidarte. Nueva York es muy grande y sigo solo. Siempre te esperaré. Ricardo”. 

Todo parece indicar que su madre tenía un amante y había cogido ese vuelo para encontrarse con él. Y es entonces cuando María, al leer esa nota, cuando se da cuenta de lo poco que conocía a su madre y empieza a recordar el comportamiento, a veces extraño de ella.

Y decide buscar respuestas para tratar de conocer realmente a su madre, y porqué había decidido huir ahora.

En su búsqueda, además de descubrir la identidad del tal Ricardo, descubre también secretos celosamente guardados por su madre, como los motivos por los que su madre se había distanciado de muchos de los miembros de su familia. A la vez se da cuenta de que su padre tampoco es quien ella quien pensaba, también guarda secretos.

Escrito con un estilo sencillo, coloquial, de fácil compresión, pero con un buen vocabulario, fácil y cómoda de leer, con bastantes diálogos que agilizan mucho la lectura.

Bajo los tilos es una historia corta que te invita a leerla de un tirón. El relato, a pesar de momentos crudos, es amable, logra captar desde el principio nuestro interés, sin embargo, ocurre algo con los personajes, o al menos a mi me sucede, y es que no puedo llegar a imaginar a María o su padre, o a su hermano, es como si fueran personajes sin matices, planos.

Algo que no está bien trabajado, a mi parecer, es la investigación de María, resulta demasiado fácil, todo muy coherente, todos los familiares a los que acude parecen casi deseosos de hablar de algo que todos han callado, sin traumas, desde hace muchos años.

A pesar de esas críticas, que puede ser que yo no haya pillado todos los detalles, el libro me ha gustado y la prosa de María José Moreno también, espero sus próximas publicaciones.

Esta novela, al igual que sucede con La Pintora de las estrellas, sólo se vende en formato electrónico, a través de Amazón, a un precio muy popular, 0,98 €

Si queréis leer el primer capitulo de Bajo los tilos antes de comprarlo, en el blog de María José Moreno, la autora, lo encontráis.

# Adquirir Bajo los tilos en Amazón 

De interés:
Convertir vídeos y audio con WinFF.
Crear Disco de reparación de Inicio o del Sistema.
Leer eBooks en formato ePub con Firefox.
Copias de seguridad o backups
Manual para instalar el DNI electrónico
Macarrones con pollo y especias morunas. Cocina fácil.

http://wp.me/p1G8U-bPN




Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 115.115.730