Me llamo Lucas y no soy perro de Fernando Delgado

“Hasta que no hayas amado a un animal una parte de tu alma permanecerá dormida”, así, con una cita de Anatole France comienza el libro Me llamo Lucas y no soy perro, un entrañable relato de  137 páginas, visto desde la perspectiva y la ingenuidad de unos ojos caninos, donde aparecen sentimientos que, a buen seguro, pasarían desapercibidos a los humanos, una novela corta, con un argumento universal  que se puede leer a cualquier edad y que aborda temas muy cercanos a la vida de cualquier familia.
Lucas, es un labrador, adoptado cuando era un cachorro por una familia un tanto peculiar, mejor dicho, un tanto insoportable, aunque so sí, son económicamente pudientes.

Dentro de esa familiar, Lucas, cuenta con el amor incondicional de  “mama”,  con la más absoluta indiferencia de “papa”, y además de con el cariño de Duli, el niño de la casa, que le hace la competencia, ya que desea ser un perro, mucho más que el propio Lucas, aunque ambos, Lucas y Duli comparten algo más que la casa ó la cama; la complicidad que existe entre los dos.

Lucy la otra “hermana” de Lucas, por el contrario no quiere ser un perro.

Lucas es un perro muy inteligente y desde su perspectiva canina nos hará llegar como ve la vida humana, lo que siente y piensa de esas personas que en ocasiones, más de las deseadas, no son tan buenos con los animales, como los animales con los humanos.

Lucas es feliz, aunque piensa que el mundo está muy mal repartido, ya que él quiere ser un niño y Duli su “hermano” quiere ser un perro.

Y de pronto, un día, su felicidad, su apacible vida, cambia cuando “el padre”  (y aquí, por desgracia, llegamos a lo que sucede con más asiduidad de lo que queremos reconocer) lo lleva a una gasolinera y lo deja  abandonado.

A partir de ahí,  Lucas comenzará su vida de perro vagabundo, mientras espera que su “mama” le rescate, pues no le entra en la cabeza que no vaya a ser así.

Aprenderá a sobrevivir a la intemperie, a librarse de los perros salvajes, pero el hambre, el frío, el miedo, la intemperie, y otros peligros harán cada vez más difícil su supervivencia.

Como suele suceder, quienes menos tienen son capaces de dar más, y cuando Lucas está a punto de morir, aparece un mendigo que no sólo lo acaricia, también comparte su manta y su trozo de pan  convirtiéndose en su nuevo amo con el que es feliz. Pero un día su nuevo amigo muere y Lucas es llevado a la perrera donde también aprende a vivir y ser feliz, hasta que es adoptado por una familia aun más repelente que la primera.

Y así seguiremos siendo testigos de las cosas que le van sucediendo hasta que un día por una carambola, consigue volver a su primera casa, con “mamá” con Duli, pero…ya nada es igual, ha pasado el tiempo… y la vida ya no es la misma.

Original, sorprendente y, a pesar de todo divertida historia que nos llega al corazón en la que también hay sitio para la hipocresía, para la familia, para la mentira, para los sentimientos o para la falta de ellos.

Fernando Delgado, el autor, es periodista, tanto de prensa escrita como de radio y televisión y escritor que desde que en 1976 publicó su primera novela, Tachero, hasta Me llamo Lucas y no soy perro, ha escrito 20 novelas. Recibió en 1980 el Premio Pérez Galdós de novela por Exterminio en Lastenia y el Premio Planeta en 1995 por La mirada del otro.

De Interés:
Todo lo que cabe en los bolsillos, de Eva Weaver,
Recuperar archivos borrados en Windows con Undelete Navigator.
Descargar imágenes gratis de alta resolución en FreeJPG.
Pollo en salsa de ciruelas. Cocina fácil.
Reducir el peso de las imágenes en Windows sin variar el tamaño con VJC.
Eliminar asociaciones de archivos en Windows 7 y Windows Vista.

http://wp.me/p1G8U-cDK

11 Responses to “Me llamo Lucas y no soy perro de Fernando Delgado”



  1. 1 Indice de Contenidos Cajón desastres. Año 2013 | Cajón desastres Trackback en 2 enero, 2014 de 15:42
Comments are currently closed.



Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 115.313.134