La verdad sobre el caso Harry Quebert de Joel Dicker

Se trata de la novela de moda, y del autor de moda, considerada por los críticos como el mayor fenómeno editorial de los últimos años, y que al poco de su publicación ya contaba con numerosos premios como el  Premio Goncourt des Lycéens, o el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa, también con el  Premio Lire a la mejor novela en lengua francesa y quien sabe cuantos más.

Aunque su autor, un joven de 27 años, Joël Dicker nació en Suiza (1985) los franceses lo consideran como suyo y se sienten orgullosos de él, quizás porque la novela, en origen esta escrita en francés aunque hasta el momento ha sido traducida a treinta y tres idiomas.

La verdad sobre el caso Harry Quebert, es una trama que gira en torno a la desaparición y posterior asesinato de una joven de quince años, Nola Kellergan, en la pequeña ciudad de Aurora, en New Hampshire y de la historia de amor que mantiene con un hombre mucho mayor que ella.

Se trata de una novela de suspense que transcurre en tres épocas, 1975, 1998 y 2008 aunque los tiempos no están delimitados en un sentido estricto, es decir no dedica un un capítulo al presente y otro al pasado, sino que el pasado se integra en el presente mediante la investigación que realiza Markus Goldman,el protagonista, o al menos uno de ellos, de forma que cuando entrevista a personas del pasado, volvemos al pasado, mientras la parte del presente es la narrada en primera persona por Markus.

En 2008, Marcus Goldman, un joven escritor, que hace dos años publicó su primera y única novela, con la cual tuvo un éxito abrumador que le hizo rico y famoso, y que ahora sufre del síndrome de la página en blanco, es decir que las musas le han abandonado, visita a su viejo profesor, Harry Quebert, autor de una famosísima novela en el pasado. Durante las conversaciones que mantiene con él descubre que tuvo en el pasado una relación secreta con una joven de 15 años, Nola Kellergan.

A los pocos meses de esa confesión, el jardinero que va a adecentar un parterre para plantar rosas en el jardín de Harry Quebert, descubre algo que parecen huesos humanos. Avisada la policía desentierra un cadáver que resulta ser los restos de la joven Nola Kellergan, desaparecida  en agosto de 1975. Como es de prever, las sospechas recaen sobre el propio Harry, que es detenido y llevado a prisión, donde además el fiscal no autoriza le sea impuesta fianza para que pueda salir de prisión a la espera del juicio.

Harry, consume la llamada telefónica a que tiene derecho, en avisar a Markus Goldman, su pupilo y escritor como él. Markus acude rápidamente a ayudar a Harry, pero se encuentra que ni la policía ni el fiscal de Aurora, piensan investigar más, tienen muy claro que fue Harry el asesino de Nola, y están decididos a celebrar el juicio.

Marcus  decide que tiene que investigar que sucedió realmente, para, además de ayudar a Harry, escribir un libro sobre el caso. Pero claro, como siempre sucede cuando empieza a investigar para demostrar la inocencia de Harry, van saliendo secretos a la luz y todo parece embrollarse más en vez de aclararse.

Al final la verdad llegará pero hacen falta muchas páginas para llegar al final de un largo, intrincado y apasionante recorrido.

La verdad sobre el caso Harry Quebert es una novela que engancha, el autor ha planteado la trama muy bien y nos conduce a través de los acontecimientos con la suficiente intriga como para nos mantengamos en vilo y no seamos capaces de saber que fue en realidad lo qué ocurrió realmente treinta años antes, logrando que se mantenga el interés del lector hasta el final.

Se trata de una historia que hay que leer despacio, con calma, sin apresurarse, a pesar de que quisiéramos leerla de un tirón, pues el autor logra que la trama no se vuelva aburrida ni lenta en ningún momento.

Pero…  naufraga la historia de amor que centra la trama, no resulta creíble, el autor no consigue  que los protagonistas parezcan reales, las reacciones de los enamorados resultan forzadas, impostadas, parecen que las han aprendido leyendo novelas de la época victoriana.

Los diálogos son un punto y aparte, brillantes en ocasiones  pésimos en otros, no logran convencer, parecen vacuos.

En resumen, una novela que es interesante, que como todo el mundo habla de ella parece que hay que leer, y que es entretenida, pero que, a mi parecer, Joel Dicker no es el nuevo Stieg Larsson, ni Vladímir Nabokov ni siquiera un cruce de los dos, por mucho que digan los franceses.

De Interés:
– Salmón en salsa de soja con guarnición de pimientos asados. Cocina fácil.
– Bloquear y borrar tu móvil Android de forma remota.
– Crear collages de fotos con Collagerator.
– La llave de Sarah, de Tatiana de Rosnay.
– Analizar y reparar archivos dañados con Read Check.
– Editar fotografías en Android gratis con Photo Studio.

http://wp.me/p1G8U-d48

11 Responses to “La verdad sobre el caso Harry Quebert de Joel Dicker”



  1. 1 Llegan los Carnavales 2015 | Cajón desastres Trackback en 15 febrero, 2015 de 00:02
Comments are currently closed.



Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 114.024.935