Lo que escondían sus ojos de Nieves Herrero

lo que escondian sus ojosUna noche otoñal de 1940, la alta sociedad se divierte en una brillante fiesta en el hotel Ritz de Madrid. Hace más de un año que ha terminado la guerra y aristócratas y nuevos jerarcas del régimen ansían distraerse y lucir sus mejores galas, ajenos a las penurias del resto de los españoles. Una mujer destaca por encima de todas: alta, rubia y con un vestido de su modisto y amigo Balenciaga, su belleza no tiene rival; es Sonsoles de Icaza, esposa del marqués de Llanzol. De pronto, su mirada se cruza con la del hombre del momento: el flamante nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Ramón Serrano Súñer. Ambos destacan como faros entre la multitud que les rodea y su irresistible atracción será, desde ese momento, inevitable.

En un país devastado y en un ambiente de falsa neutralidad, con la Segunda Guerra Mundial como telón de fondo, y los nazis y aliados buscando el apoyo de España y del todopoderoso “cuñadísimo” de Franco, la marquesa y Serrano Súñer vivieron una pasión clandestina. Un amor prohibido que dio su fruto con el nacimiento de una niña: Carmen Díez de Rivera, figura de enorme trascendencia treinta años después durante la Transición. Aunque su padre nunca la reconoció legalmente, el escándalo fue tal que le apartó del gobierno para siempre y ambas familias ocultaron el asunto como si nunca hubiera existido.

Hasta aquí la sinopsis oficial

Para los que tenemos ya algunos años la figura de Carmen Díez de Rivera (fallecida en 1999 debido a un cáncer de mama), a la que se denominó la musa de la transición y que fue la más estrecha colaboradora de Adolfo Suárez durante la transición española, no nos es extraña, ni ella ni la leyenda que la acompañaba de la que ya en aquella época un tanto oscurantista se empezaba a hablar sin tapujos. En esta historia, el inicio comienza en boca de ella misma, contándonos su triste historia, y nos adelanta lo que nos vamos a encontrar a lo largo de la novela.

Carmen Díez de Rivera, fue hija de Sonsoles de Icaza, esposa de Francisco Díez de Rivera marqués de Llanzol, y de Ramón Serrano Súñer, esposo de Zita Polo, hermana de la mujer de Franco, por tanto cuñado del todopoderoso Generalísimo. Serrano Suñer fue el hombre fuerte del régimen franquista hasta el año 1942 en que cayó en desgracia y su figura se difuminó de la sociedad y la política española, aunque no en la vida social de la alta sociedad.

La novela transcurre en dos años, exactamente entre 1940 y 1942, y además de conocer la trama del idilio de los protagonistas que más escandalizó en su época, vamos a ser espectadores de una parte de la historia de aquellos días, acaba de finalizar nuestra guerra civil y estamos en los momentos previos al inicio de la II Guerra mundial, y por supuesto al auge y caída de Serrano Súñer como ministro de exteriores y mano derecha de Franco.

Seremos testigos de las zozobras que el flamante Ministro pasó cuando se reunió con Hitler en Hendaya y los miedos de las siguientes reuniones también con Hitler, sobre todo en la de Berlín en la que se despidió de su familia porque pensaba que no iba a volver.

De la insistencia de Hitler para que Franco, y por tanto España, que acababa de salir de la Guerra Civil, participara en la II Guerra Mundial alineada con las potencias del Eje.

Viajaremos con él a Roma a un encuentro que mantuvo con Mussolini a fin de clarificar la adhesión de España aunque sin intervenir.

Conoceremos como se llevaban a cabo entonces los consejos de ministros, los amigos y enemigos, más estos últimos, que el superministro tenía y por supuesto de los enfrentamientos y de las divergencias que llega a mantener con su cuñado, Franco respecto a la forma de gestionar la política exterior.

Pero al mismo tiempo seremos testigos mudos de la vida privada de Ramón Serrano Súñer, el cuñadísimo, y sabremos de la historia de amor que vivió con Sonsoles de Icaza, marquesa de Llanzol, historia de la que nació Carmen Díez de Rivera. El idilio de esta pareja es la historia de amor de dos seres totalmente distintos, ella, una caprichosa, frívola, altanera, hipócrita y clasista dama de la alta sociedad del Madrid de la posguerra. Casada por interés con Francisco de Paula y Díaz de Rivera, marqués de Llanzol, 24 años mayor que ella que enamorado hasta los tuétanos, fue consentidor de todos sus caprichos y desmanes. Considerada una de las mujeres más guapas y elegantes de su tiempo, fue famosa por vestirse exclusivamente con el modisto Cristóbal Balenciaga (llegó a tener más de cuatrocientos trajes de este modisto) de quién fue gran amiga.

Ramón Serrano Suñer era el superministro de la postguerra, era apuesto, muy culto, hablaba un alemán perfecto, conocedor de las leyes y germanófilo empedernido. Casado con Zita Polo, la hermana pequeña de Carmen Polo, que convirtió su romance con la marquesa en la comidilla de todo Madrid y claro, la aristocracia madrileña que sabía la verdad, no tardó en hacerlo llegar a oídos del puritano Franco y lo que es peor, a los oídos de su mujer, hasta el punto de que le lanzó un ultimátum: “O la dejas o te destituyo de todos los cargos”

Era tarde; la mujer de Franco exigió su destitución, y Serrano Suñer pasó al ostracismo político y a ocupar un discreto anonimato en la sociedad española, la relación continuo y continuo también la comidilla entre la buena sociedad de Madrid.

De está relación nació la que sería la cuarta hija de la marquesa, Carmen, como seguía estando casada con el marqués, el buen hombre le otorgo su apellido como si fuera una hija más de la familia, algo que le costó sufrir aun más la burla, la sorna y el desprecio de la aristocracia de aquellos años… y posteriores.

La relación, con altibajos, continuó durante 18 años, hasta que por ironías del destino Carmen, la hija, siendo adolescente, comenzó a salir con Ramón Serrano Polo, el hijo mayor de Serrano Suñer, la relación siguió su curso y como es de esperar fue a más, llegaron a comprometerse para casarse, sin que Sonsoles, en su altanería considerara que debía confesar a su hija el secreto, fueron sus tías, las hermanas de Sonsoles, las que le contaron a Carmen que Ramón y ella eran en realidad medio hermanos de sangre.

Carmen, como en las novelas antiguas, ingresó en un convento y más tarde se marchó como cooperante a Costa de Marfil, donde permaneció tres años.

El hijo de Serrano reaccionó peor, peor para su padre quiero decir, según se comenta, le dio un ultimátum: O la dejas o no me vuelves a ver, y fue entonces y sólo entonces cuando terminó el romance, Sonsoles de Icaza, la musa de Balenciaga tenia entonces 40 años y seguía siendo la misma aristócrata elegante pero también altanera, estirada y clasista de siempre, la que nunca se arrepintió de la burla y el escarnio a que sometió a su marido el Marqués.

La narración de los hechos logra encontrar un equilibrio entre los sucesos políticos del cuñado de Franco y todo lo relativo al romance que mantiene con la marquesa de Llanzol, pese a que como vosotros mismos podéis leer la sinopsis oficial se hace mucho más hincapié en la relación amorosa.

A mí en concreto me ha resultado mucho más interesante justo la parte relacionada con la política y el trabajo realizado por Serrano Súñer en aquellos decisivos años.

La figura del Sonsoles de Icaza, Marquesa de Llanzol, la retrata muy bien, tanto que sentimos su aristocrática altanería y logra resultar no sólo antipática, a mí me llega a resultar repulsiva de tan egoísta como llega a mostrarse, sin que en ningún momento sienta una pizca de remordimiento por el escarnio a que sometió a su marido y lo que es peor, sabiendo como sabía que su hija estaba saliendo con su medio hermano, y no en plan de hermanos precisamente, por no haberle contado a su hija la verdad antes de que las cosas llegaran demasiado lejos, sin duda su egoísmo y su desprecio por los demás siempre ganaron.

El texto está escrito con una prosa sencilla y los hechos históricos están muy cuidados y narrados de una forma lógica, creíble y amena, aunque quizás resulte demasiado largo, a mi modo de ver al menos.

De interés:
Descargar gratis tarjetas de felicitación y marcapáginas para el Día de la Madre 2014.
Compresor y descompresor de archivos para Android.
Borrado seguro de datos en el disco duro con Disk Wipe.
Migrar nuestros datos de Windows XP a Windows 7 y Windows 8.
Jibia en salsa de almendras. Cocina fácil.
Consultar, modificar y confirmar el borrador de la renta 2013 online.

 

http://wp.me/p1G8U-dLv

 

 




Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 113.793.634