Las pequeñas mentiras de Laura Balagué

Las pequeñas mentiras se inicia con el descubrimiento del cadáver de Cristina Sasiain, una mujer de la alta sociedad donostiarra, en el interior de su lujosa peletería. La inspectora de la Ertzaintza Carmen Arregui recibe el encargo de esclarecer la muerte, para lo cual tendrá que sumergirse en el complejo entramado de relaciones de la víctima mientras recorre en busca de pistas un San Sebastián lluvioso e invernal. Entre pesquisas, interrogatorios y giros inesperados, Carmen seguirá librando su propia lucha cotidiana y descubrirá en los entresijos de la investigación un reflejo de sus propios conflictos y preocupaciones. Una trama vibrante que refleja, con sensibilidad e ironía, las múltiples capas y las pequeñas mentiras que rodean nuestras vidas. Un gran debut literario que nos descubre a una brillante autora de novela negra.

Hasta aquí la sinopsis oficial:

Este libro además de ser novela negra española, transcurre en San Sebastián como otra que ya vimos El aroma del crimen de Xabier Gutiérrez y quizás por eso tenía ganas de leerlo. La verdad es que tardé muy poco en terminarlo puesto que se lee con fluidez, y a pesar de la etiqueta de novela negra, me gustó.

En Las pequeñas mentiras nos encontramos con Carmen, la inspectora de la Ertzaintza encargada del caso.

Carmen es una mujer normal, en la cuarentena, que es madre de dos adolescentes, esposa, tiene una casa, un marido, una madre, una hermana y un cuñado…. y en la novela lo primero que podemos observar es lo difícil que es la conciliación laboral, sobre todo con un trabajo como el suyo en el que no existen horarios y si no fuera porque tiene un marido de los que son difícil de encontrar (en realidad yo creo que es demasiado completo) ya veríamos.

A pesar de que su marido la salva en muchas ocasiones en que es imposible que llegue a tiempo, Carmen cree que hay cosas que tiene que hacer necesariamente ella, como por ejemplo, organizar y encargar a los demás lo que tiene que hacer cada uno, de tal modo que la mente de Carmen funciona las 24 horas, es capaz de estar pensando en la investigación que lleva a cabo y no olvidarse de comprar los regalos de Navidad, o de organizar la cena de Nochebuena con su madre, su hermana y su cuñado o cuando surge la urgencia y tiene que pasar la noche con su madre en el hospital.

Carmen nos hace sentir que tanto ella como lo que la rodea son reales.

En su vida laboral Carmen no es la típica detective agresiva que enseguida sabe quien es el asesino, tampoco va de heroína, Carmen no se mete en líos, es sensata y eficaz, investiga hasta el final sin desfallecer pero sin asumir riesgos innecesarios.

En Las pequeñas mentiras, la autora, triunfa en la descripción de San Sebastián, o Donostia, y lo hace sin que casi se note, no dedica páginas a describir escenarios, pero logra, con la dosis justa de descripción que “veamos” los escenarios, es más en algunos momentos nos sentimos como si estuviéramos paseando, bajo la lluvia (en Donostia la lluvia es imprescindible) por las calles y los lugares de Donosti, o lleguemos a las puertas del Hospital, y desde allí sigamos hasta la Plaza de Guipúzcoa donde está situada la peletería donde encuentran muerta a la víctima.

Laura Balagué, la autora, construye el argumento de su primera novela con el convencimiento de que en nuestras vidas siempre existen una serie de mentiras, a veces vanas, otras importantes, unas son nuestras, nos rodean a nosotros mismos otras se refieren a la vida de los demás. Estas mentiras ya marcan la diferencia entre lo que somos y lo que aparentamos o lo que pretendemos aparentar, incluso aunque sólo sean “pequeñas mentiras” no es necesario que sean grandes secretos inconfesables.

Pero casi siempre resulta que con esas “pequeñas mentiras” no pretendemos nada más que engañarnos a nosotros mismos, y eso lo sabemos, y es lo más triste.

De Interés:
– Modificar y confirmar el borrador de la renta 2014.
– Desinstalar más de 50 antivirus o antiespías con AV Uninstall Tools Pack.
– Borrado seguro de nuestros datos con BitKiller.
– Ensalada de salmón y fresas. Cocina fácil.
– El aroma del crimen de Xabier Gutiérrez.
– Comprobar desde el móvil o tableta quien está conectado a tu red Wifi.

http://wp.me/p1G8U-eXF




Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 98,850,339