Cebolla caramelizada. Cocina Fácil

Para hoy he preparado una receta de cebolla caramelizada.

La cebolla, tanto cruda como cocinada, es sin duda un elemento casi imprescindible, que nos permite multitud de combinaciones en la cocina, tanto como ingrediente para preparar nuestros platos, como para utilizarla como guarnición.

En ocasiones anteriores ya hemos visto platos en los que la cebolla deja de ser un ingrediente más, y pasa a ser un elemento principal en el plato, como pueda ser en la receta de Dorada al aroma de cebolla, en la receta de solomillo encebollado,   o en la receta de filetes en salsa de cebolla.

Vamos hoy a ver como preparar nuestra cebolla caramelizada que nos va a permitir servir como guarnición o acompañamiento de casi cualquier carne y/o pescado, además de ser una preparación muy útil a la hora de darle un toque especial a un plato.

Vamos sin más con los ingredientes y pasos necesarios para preparar esta receta.

Cebolla caramelizada:
– 2 Cebollas.
– Azúcar.
– Aceite de oliva.
– Sal.
– Pimienta molida.
– Vinagre.

Comenzaremos por pelar y  trocear las dos cebollas. No queremos que los trozos sean pequeños por tanto la debemos cortar en discos, juliana o pluma y lo más fino que podáis con el fin de no retrasar en exceso el pochado.

La ponemos en una sartén con aceite caliente y le añadimos un poco de sal gorda y pimienta molida y procedemos a pocharla, ya sabéis, fuego medio/bajo y removemos hasta que esté bien blandita.

Cuando ya la tengamos pochada añadiremos el azúcar. Puede ser blanquilla o morena, a mi me gusta más hacerlo con azúcar morena pero en esta ocasión no tenía, así que con la blanquilla.

Ponemos unas tres cucharadas pequeñas de azúcar por cada cebolla, así que en este caso serán 6 cucharadas. Por supuesto depende del tamaño de las cebollas, si son muy grandes ponerle 4 cucharadas por cada cebolla.

Removemos bien y subimos el fuego a medio/alto (no ponerlo a tope que os conozco), continuamos removiendo y vamos a ir viendo como el azúcar poco a poco va formando el almíbar y posteriormente se carameliza junto a la cebolla.

Lo notaremos por supuesto por el color y porque os costará más remover, además de que veréis como una pequeña película alrededor de la cebolla, como si estuviese ligando. Cuando veamos que comienza a tomar color tostado, le vamos a poner una cucharada de vinagre por encima y seguimos removiendo hasta reducir.

Apagamos el fuego y ya tenemos lista nuestra cebolla caramelizada para acompañar multitud de platos.

Buen provecho.

De interés:
La descarga de Skype es gratis, no envía correos de actualizaciones.
Receta de Habas estofadas con costilla adobada. Cocina fácil.
Traducir páginas web y archivos de texto con Transmiti.
Probando Internet Explorer 9.
Tutorial para hacer marcos de encaje para fotografías o fondos.
Detalles de las redes inalámbricas con WirelessNetView.

http://wp.me/p1G8U-6By




Categorías

Twitter Cajon desastres

Publicados

Traductor

Traducir-ingles

Estadisticas

  • 69,366,449